Artes Plásticas

Luces y sombras de Alicia Leal

María Fernanda Ferrer • La Habana, Cuba

Fotos: Cortesía de la artista

“Llegar a la Academia de Artes de San Alejandro fue un descubrimiento trascendental en mi vida porque de pronto ese mundo que era empírico, que era un juego, se convirtió en algo muy serio”, aseguró la pintora, dibujante y fotógrafa Alicia Leal en un documental dedicado a su quehacer y que se estrenó recientemente en el Museo Nacional de Bellas Artes, de La Habana.

Imagen: La Jiribilla

En el audiovisual, de 27 minutos de duración, Alicia asegura que la faceta de fotógrafa —que cultiva desde hace un tiempo— no la asume como algo aislado, sino como parte de la creación: “la fotografía y la pintura lo que hacen es, cada una por su lado, apoyarse; la fotografía me permite, quizá, dar ideas precisas porque posee un lenguaje más directo”. Además, revela, que su sueño aún no realizado es emprender un camino en la escultura: “es algo en lo que estoy pensando, en lo que estoy meditando y me gustaría, por supuesto, tener tiempo para seguir trabajando y no detenerme”.

Al valorar el trabajo de la Leal, el también pintor y dibujante Ernesto García Peña, subrayó que Alicia trabaja en una amplia gama de colores “que domina muy bien” y con los que logra crear una atmosfera viva y de energía: “es muy difícil cuando empiezas a usar más de dos o tres colores porque puedes caer en un carnaval sin sentido, pero ella domina perfectamente las armonías de los colores y logra, que es muy difícil, dar ritmo en función de la idea quiere expresar”.

Imagen: La Jiribilla

El crítico y pintor Manuel López Oliva aseguró que su obra “es una poesía por imagen”, al tiempo que enfatizó que la artista “integra una línea de creación muy femenina que vincula el desempeño de la mujer en un ambienta doméstico: “Alicia pinta su propia vida”. Significó, igualmente, que en la medida en que Alicia “se fue informando del mundo del arte, la obra se fue nutriendo” y que el propio hecho de pintar “le fue dando una experiencia que la llevó a  este espacio en el cual ella toma de lo naif, pero no es exactamente una pintora primitivista”, recalcó.

Otra de las personalidades que participó en el documental fue Juan Moreira —artista de la plástica de larga data y quien desde hace años comparte su vida con Alicia— y reveló que ambos se complementan porque en lo referido al arte siempre hay dudas: “creo que la creación está basada, también, en la duda y al terminar un cuadro yo le pregunto y viceversa. Nunca ha habido rivalidad entre nosotros; ella tiene su forma de expresión y yo tengo la mía y nos respetamos mutuamente”.

La crítica y curadora Virginia Alberdi al valorar el quehacer artístico de Alicia argumentó: “tú no sientes que se esforzó para que fuera una obra de género, ni para demostrar que las mujeres somos las mejores, las más divinas y las más inteligentes. No. Ella así lo siente y así se expresa y eso le llega al espectador que percibe que es una obra realizada por una mujer plena y satisfecha. Las mujeres de Alicia son divinas, exquisitas, a veces, atormentadas, pero siempre vinculadas con la naturaleza, con el paisaje que nos remite a la tierra, a las aguas, a las nubes: una mujerárbol, tierra, vida”.

Imagen: La Jiribilla
El Beso

Los documentales agrupados en la serie Luces y sombras los desarrolla, desde hace más de un año, la Productora de Audiovisuales de la Oficina del Historiador e intentan reflejar el quehacer de un grupo de relevantes artistas de la plástica que, con su desempeño, van marcando las pautas del arte contemporáneo cubano.

Hasta el momento se han concluido los monográficos dedicados al maestro Alfredo Sosabravo (Premio Nacional de Artes Plásticas), Eduardo Roca Salazar (Choco), Manuel López Oliva, Ángel Ramírez y Carlos Guzmán y en producción se encuentran los referidos a Mario García Portela, Arturo Montoto y Flora Fong.

El equipo de realización de Luces y sombras lo conforman, Magda Resik (dirección general), Estrella Díaz (guion y dirección), Christian E. Torres (realización), Jorge Laserna, Misael Vázquez y Eliecer Díaz (fotografía), Alexis Rodríguez (asesor musical), Alina Llerena (producción y coordinación), Ángel Quintero y Tomás Rivero (música original de presentación y despedida).

Imagen: La Jiribilla
Mi bandera

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato