Espacio de celebración

• La Habana, Cuba
Fotos: Cortesía de Casa de las Américas
 

Conjunto nos llena de orgullo
Roberto Fernández Retamar
(Escritor y presidente de Casa de las Américas)

Al principio, cuando las aguas no se habían separado todavía de las tierras, la revista Casa de las Américas, la primera de la institución, publicaba también obras de teatro. Pero a instancias del hermano mayor Manuel Galich, y con el beneplácito de la inolvidable Haydée Santamaría, se produjo un desprendimiento de la revista madre y nació Conjunto. Parece mentira que hayan pasado 50 años. Conjunto nos llena de orgullo: haberla visto crecer ha sido un privilegio. Le deseo otro medio siglo de existencia creadora.

18 de marzo de 2014
 

Imagen: La Jiribilla

 

Aché, latinoamericanacaribeña
Eugenio Hernández Espinosa
(Dramaturgo, director del Teatro Caribeño de Cuba y Premio Nacional de Teatro)

El trabajo bueno y útil sólo puede ser reconocido por los que ven su valor y por los que reconocen que nada bueno se obtiene sin esfuerzos.
Akán, Ghana.

 

De súbito interrumpo mi versión teatral Balada Khasonke de Diudi. Razones muy poderosas me hacen pensar y reafirmar la importancia vital de la revista Conjunto, de la Casa de las Américas, en su 50 aniversario.

Imagen: La Jiribilla

Cuando años atrás la compañía Teatro Caribeño de Cuba, preparaba la Primera Bienal Del Caribe, convocatoria del evento teórico: “El reino de este mundo y encuentro de directores”, con el auspicio del Consejo Nacional de las Artes Escénicas de Cuba y el Centro de Teatro de La Habana, a fin de crear espacios de intercambio y reflexión artística entre creadores y pueblos que integran culturalmente el Caribe insular y continental, no fue un proyecto fortuito ni coyuntural. Sin duda alguna fue un proyecto que surgió gracias a la existencia de la revista Conjunto, dedicada con su intensa labor a conformar los complejos procesos de mestizaje y transculturación, a través de una intensa divulgación del quehacer escénico y cultural, de sus eventos teóricos, profundamente meditados, con diversos espacios para el análisis de las expresiones escénicas, la dramaturgia, las tradiciones orales y populares que se producen en el Caribe.

Un claro ejemplo de la repercusión cultural de la revista Conjunto, en un orden tan sistemático en sus publicaciones y en circunstancias económicas muy difíciles, es arribar a su feliz 50 aniversario de fundación. Sin hacer dejación de sus objetivos demuestra, con su existencia y persistencia, una fuerza titánica, poderosa. Su difusión se hace cada vez más necesaria. En su difícil curso de integración desempeña una función clave, básica y aleccionadora para nuestra identidad: LATINOAMERICACARIBEÑA

Sugiero convocar a encuentros de directores que se proyecten, en sus creaciones por el rescate de la diversidad cultural caribeña, con el objetivo de fundar la Asociación de Directores Escénicos del Caribe (ADEC), que permita vínculos permanentes entre las agrupaciones escénicas del área, así como perfilar las futuras ediciones de la Bienal Escénica.

Una causa meritoria debe ser seguida hasta el final.

Aché, Conjunto, por tu 50 aniversario.

Aché, fundador Manuel Galich

Aché, directora Vivian Martínez Tabares

Aché, a todos sus colaboradores

Aché, por ser consecuentes con el propósito de estimular las experiencias culturales de LATINOAMERICACARIBEÑA

Modupié: ¡Muchas gracias!

 

Una revista para toda la vida
Miguel Cañellas Sueiras
(Director del Teatro Tomás Terry y del Festival del Monólogo Latinoamericano)

Encontré por primera vez una revista Conjunto de la Casa de las Américas cuando era un joven estudiante de teatro a principio de los 80 y aún recuerdo el texto que me conmocionó: Ropa de teatro, de Manuel Galich. Con esa obra y a partir de esa revista se me descubrió un mundo cultural y una imaginería teatral latinoamericana que nunca más pude abandonar; Osvaldo Dragún, Santiago García, Augusto Boal, fueron autores que se convirtieron en asiduos en nuestra formación de entonces y que aún hoy se mantienen junto a la mesa de trabajo.

Descubrir la dramaturgia, la riqueza literaria de nuestra América a través de Conjunto ha sido, como ya dije, una marca para toda la vida y en muchas ocasiones nos enseñó a conocer la complejidad política y social de nuestros países mejor que los libros de historia y los diarios. Luego, intentar encontrar a estos autores y otros en los Talleres de la EITALC fue como ir a presenciar la Ascensión. Desde entonces soy cómplice de Conjunto y del movimiento teatral latinoamericano.

Por eso cuando hace casi 20 años asumí la dirección del Teatro Tomás Terry en Cienfuegos, no hemos dejado de traer a sus tablas todo lo que se puede y que se mueve de Latinoamérica en Cuba, y de ser sede sempiterna del Mayo Teatral.

Otros sin dudas hablaran de cómo la revista actualiza y debate sobre las creaciones escénicas en América, cómo ha logrado crear un cuerpo teórico y crítico sobre nuestros movimientos y dramaturgias, pero yo solo hablo de mi propia experiencia. Esa que fue una de las motivaciones que me llevaron a crear el Festival del Monólogo Latinoamericano y Premio Terry que trae cada dos años a Cuba un número cada vez mayor de unipersonales —en su última edición 22—, con dramaturgia latinoamericana, con actores y directores latinoamericanos, muchos de los cuales encuentran en la revista Conjunto su reseña, su crítica y su presentación.

Imagen: La Jiribilla

¡Larga vida a la revista Conjunto!

¡Pasen señores, pasen que el espectáculo del aniversario 50 de Conjunto va a comenzar!

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato