Fiart, multiplicando soluciones

Ivette Leyva García • La Habana, Cuba
Viernes, 5 de Diciembre y 2014 (11:54 am)
Fotos: Luis Bruzón
 

Un día expositivo adicional dedicó la Feria Internacional de Artesanía, Fiart 2014, para recibir este jueves a dirigentes del sistema institucional y empresarial de la Cultura, así como a cuadros de los ministerios de Industrias, Comercio Interior y Economía Planificación; quienes acudieron para constatar las posibles respuestas que en este sector pueden encontrar a muchas necesidades de la economía cubana.

Imagen: La Jiribilla

Julián González Toledo, ministro de Cultura, catalogó la visita como una oportunidad para intercambiar con artistas y artesanos, y conocer las ofertas de productos promocionales y utilitarios que estos, a través del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), pueden ofrecer a las entidades.

"Con frecuencia importamos artículos que pueden ser producidos aquí con mejor factura; la Feria nos da la oportunidad de estar al tanto de todo ese potencial y multiplicar la solución de problemas", comentó el titular.

De acuerdo con Jorge Alfonso, presidente del FCBC, las propuestas de los artistas y artesanos abarcaron este año las cuatro salas de Pabexpo (dedicadas a Calzado, Diseño Libre, Textil y Cerámica) y, con casi 400 stands, ocuparon una cifra superior a los 6 mil metros cuadrados.

Imagen: La Jiribilla

La variedad de productos en oferta y el ostensible incremento de la calidad en la hechura, particularmente del calzado, conminó a directivos de la Industria a pensar en posibles modos de interacción entre ambos  sectores productivos.

La cuidada factura de los calzados del artesano Pedro Luis Rodríguez, quien incluso ha logrado presentar su producto con embalaje personalizado, fue una de los primeros ejemplos que llamó la atención de los visitantes.

La experiencia de Camajuaní, municipio de Villa Clara del que proviene este productor, dio pie para resaltar el importante número de personas que, a raíz de la ampliación y flexibilización del trabajo por cuenta propia, han hallado opciones de empleo en los colectivos artesanales, y en función de ello contribuyen al pago de impuestos.

La delicadeza y elegancia de las confecciones de Carmen Fiol, guantanamera que con 90 años declara su “deseo de seguir haciendo” piezas únicas, —muy distantes de modismos pasajeros, y en ocasiones grotescos—, fue otra de las propuestas que mereció un alto en el recorrido.
Además se sostuvieron intercambios con productores de mobiliario como Vilma Bartolomé, quien presentó un proyecto de reutilización de residuos productivos; el grupo Leo y Migue; los representantes de Blondin, Raúl Valdés García, entre otros.

Imagen: La Jiribilla

Para muchos fue novedosa la propuesta de Artes Próceres, un grupo que rescata la tradición del mosaico colonial con materia prima ciento por ciento cubana. Similar interés despertó el trabajo con piedras y mármoles reconstituidos de Arte Roca. Otras opciones de vestuario, bisutería y cerámica formaron también parte del recorrido.

Llamativa resultó la iniciativa de la EGREM de desarrollar, a partir de su catálogo musical, una aplicación para teléfonos con sistema operativo android que puede ser descargada mediante la conexión a una red local.

La visita instó a que dirigentes de diferentes sectores concordaran en la importancia de contar con espacios como este de forma permanente,
donde fuera exhibido un potencial productivo nacional de elevados estándares de calidad; en la necesidad de reutilizar para tales propósitos locales en desuso (talleres y naves); y en la posibilidad de evaluar posibles fórmulas que aprovechen con este fin la fuerza de
trabajo subutilizada en instalaciones estatales.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato