Sector Industria: más allá del “fanatismo festivalero”

Karina Paz Ernand • La Habana, Cuba

Cada diciembre La Habana se torna una ciudad convulsa y arremolinada, con la llegada de una nueva edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Cines repletos y filas de espera interminables, en una suerte de “fanatismo festivalero”, son imágenes frecuentes para cubanos y visitantes. Sin embargo, para los verdaderos amantes del Séptimo Arte, el disfrute va más allá del placer ineludible de visionar filmes de múltiples latitudes e intentar vaticinar, casi proféticamente, los resultados de la premiación.

Imagen: La Jiribilla

Me refiero a la creciente preferencia por los espacios tal vez menos difundidos por la prensa, como es el caso del Sector Industria y su amplísimo programa. Diseñado para productores, realizadores, compradores, programadores, distribuidores, ejecutivos, agentes de ventas, patrocinadores y demás profesionales del cine y el audiovisual, la mayor parte de las actividades incluidas por sus organizadores están abiertas a todo tipo de público y generan gran interés en los amantes del cine.

Esta suerte de plataforma de encuentro, colaboración y lanzamiento de las películas que surgen en nuestra región, se ha convertido en un espacio estable, comprometido y que ratifica este año su madurez y excelencia por los eventos programados.

Con el objetivo de impulsar y desarrollar actividades relacionadas con la cinematografía, sus procesos tecnológicos, económicos y de distribución, haciendo énfasis en la formación, Sector Industria mantiene dos de los espacios de mayor reconocimiento: el Taller de Guiones Latinoamericanos y el Premio de Posproducción del Alba  Cultural “Nuestra América Primera Copia”.

Sobre los proyectos involucrados en el Taller (ideado por el gran productor del cine cubano, ya fallecido, Camilo Vives), nos comenta Lía Rodríguez, directora del Sector Industria: “Normalmente no trabajamos con proyectos de manera independiente, sino asociados a los distintos eventos que organizamos. Por ejemplo, tenemos un Taller de Guiones, donde brindamos asesoría internacional a proyectos que fueron finalistas en el Premio de Guion Inédito, que cada año organiza el Festival. Anualmente el Taller se nutre de esos proyectos y también a veces de algunos proyectos que son recomendados por Institutos de Cinematografía de otros países, que obtuvieron premios destacados y que si tenemos determinada cuota de participación, también podemos incluirlos. Estos proyectos sesionan durante cinco días en encuentros bilaterales con los asesores que participan, para darles opiniones, recomendaciones, discutir, un poco confrontar sus ideas y tratar de mejorarlos”.

Por su parte, el Premio de Posproducción “Nuestra América Primera Copia” (que cuenta ya con 20 películas terminadas), es financiado por el fondo Cultural del Alba, con la participación y la intervención del Banco del Alba, así como de empresas copatrocinadoras. Esta es su séptima edición y desde el pasado año ha experimentado un crecimiento en cuanto al número de proyectos finalistas (siete en esta ocasión), lo cual crea nuevas expectativas al propiciar más oportunidades.

Imagen: La Jiribilla
Marylin Solaya, directora de Vestido de novia
 

Un elemento que habla a su favor es la presencia, este año, de todas las películas premiadas en la edición del 2013, dentro del programa de exhibición del Festival, algunas con pasos por festivales internacionales que, según la directora de Industria, “han favorecido su proyección y lanzamiento internacional, antes de llegar a nuestra cita.” Tal es el caso de Vestido de novia, filme cubano de la realizadora Marylin Solaya, que anteriormente participó en el Taller de Guion y obtuvo el Premio de Posproducción del Alba Cultural “Nuestra América Primera Copia”. Hoy llega a nosotros dentro del Concurso de Óperas Primas, desatando múltiples expectativas, tanto por la calidad lograda, como por su tema, que va mucho más allá de las primeras experiencias de reasignación sexual en Cuba, para indagar en conflictos éticos y morales de la sociedad cubana actual.

Fundamentalmente, Industria se visibiliza por estos dos eventos dentro de su programa, dirigidos de manera específica a los realizadores. Sin embargo, existe otra área importantísima abierta a todo tipo de público, que no siempre alcanza la dimensión mediática que merece e incluso llega, por momentos, a diluirse dentro del programa general del Festival. Me refiero a los Talleres, Conferencias y Clases Magistrales.

Estas acciones generan un espacio de intercambio, enseñanza, discusión y retroalimentación, que mucho necesita el cine latinoamericano y quienes están vinculados a él, no sólo realizadores, sino también críticos y estudiosos del audiovisual de nuestra región.En la presente edición, se destacó de manera particular la conferencia impartida por Christopher Newman, experimentado sonidista de filmes como El Padrino, Amadeus, El paciente inglés, El silencio de los corderos y El exorcista.

Otro aparte merece el Seminario La serie televisiva: un nuevo paradigma audiovisual, a cargo de Andre y Maria Jacquemetton, binomio de amplia experiencia en el cine y la televisión, quienes llevan dos décadas escribiendo juntos para diferentes series dramáticas televisivas, incluyendo Star Trek.

De igual forma, generó grandes expectativas, la Mesa Políticas culturales e integración en el espacio audiovisual latinoamericano y caribeño, con la presencia de autoridades cinematográficas de Colombia, Cuba, Ecuador, Uruguay y Venezuela.

Imagen: La Jiribilla

Desde el guion y el trabajo de desarrollo, hasta la finalización y presentación de la película, el proceso de creación audiovisual requiere del estímulo y compromiso de los entes públicos; no sólo desde los mecanismos de fomento, sino también desde la existencia de un marco que potencie la participación de empresas y entidades diversas que puedan contribuir al sostenimiento y visibilidad de la producción audiovisual, como expresión de identidad y valor nacional en cada uno de nuestros países. He ahí, desde su aporte, el valor indiscutible del Sector Industria.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato