Entrevista con Martin Gil, integrante de No te va a gustar 

Que el mensaje no te quede viejo

Anneris Ivette Leyva • La Habana, Cuba
Fotos: Cortesía de la autora
 

“Hay que saber aceptar que existen los días magros
porque son el contrapeso de los que traen milagros”

 

De tanto escuchar sus canciones, ya no necesito demasiados acordes para identificar la música de No Te Va Gustar (NTVG) en los reproductores de mis amigos; y cuando me sorprende este hallazgo —cada vez con más frecuencia— tengo dos impulsos involuntarios. El primero, tararear las letras que sin proponérmelo se asieron con fuerza a mi memoria melódica; el segundo, recordar el reciente concierto de la banda en La Habana, al que muchos de mis amigos y cientos de desconocidos acudieron sin saber cuánto SÍ les iba a gustar este grupo que augura: “Mañana va a ser un gran día te lo digo (…), el norte no va a estar arriba va a ser todo sur”.

Imagen: La Jiribilla

Anhelo saber qué significó para No Te Va Gustar poner  “Fuera de control” el pasado noviembre a tanta juventud cubana, cuya mayoría —a pesar de asistir a la segunda presentación del grupo en el país—, los escuchaba por primera vez. Y sin dejar que la experiencia de sentir “El calor del pleno invierno” en el Malecón habanero se le convierta en pretérito perfecto, anoto las vivencias de Martin Gil, integrante del grupo a cargo de la trompeta, además de hacer voces y coro.

“¡Impresionante! Desde que vinimos en 2009 queríamos volver, y haberlo hecho para participar de este acontecimiento, el Festival de Rock Latinoamericano Patria Grande, con la oportunidad de tocar en la Tribuna Antiimperialista, ha sido algo que no nos esperábamos. La vez anterior fue también muy lindo, estuvimos por varias provincias; pero en esta ocasión la experiencia ha sido muy emocionante”.

NTVG tuvo la oportunidad de tocar con Puya y varias bandas emergentes del rock latinoamericano: Curva Sur, Ra La Culebra, La Milixia, así como con las agrupaciones cubanas Tendencia y Tesis de Menta. ¿Cómo se sintieron entre tanta diversidad?

Nos gusta mucho compartir escenario con otros artistas, es algo que nos pasa a menudo, por suerte. Con La Milixia, por ejemplo, ya habíamos tocado; Puya es una banda que escuchamos y nos gusta, así que fue muy bueno poder verlos en vivo. Y conocer la música de acá, lo que se viene haciendo hace algunos años, es súper importante para ir integrando nuevas cosas al colectivo musical de NTVG, que generen fórmulas después.

La banda ha arribado en este 2014 a sus 20 años de vida; un gran mérito teniendo en cuenta la frecuente inestabilidad de agrupaciones semejantes, y el permanente atractivo que muchos siguen encontrando en su discurso. ¿A qué atribuyen la “indegradable” juventud de NTVG?

Creo que es a causa de la renovación constante, el estar siempre intentando hace nuevas canciones y plasmando lo que nos va sucediendo a lo largo de los años. Llevamos ocho discos de estudio grabados y, si uno se pone a revisarlos, nota que la banda ha ido madurando, en su música y letras. Cada disco es reflejo del momento específico que vivimos; y la oportunidad de expresarnos a través de ellos nos mantiene activos.

Imagen: La Jiribilla

A lo largo de este madurar sin envejecer, ¿han ido encontrando nuevos paradigmas de expresión o sienten que han ido perfeccionando sus modos propios?

Nuestros referentes sí han variado porque hemos ido creciendo. Hace 20 años estamos tocando y la mayoría de nosotros tenemos menos de 40; o sea, hemos estado más de la mitad de nuestras vidas haciendo esto.

Es natural que haya ido cambiando lo que pensamos y sentimos; el mundo también cambió mucho, y nos gusta hablar de lo que sucede alrededor, aunque también hacemos canciones de amor y desamor.

En particular, nunca decidimos no hablar de algo, o solamente hablar de “esto”, es que podemos tomar cualquier género musical, o cualquier tópico que nos interese, y desarrollarlo al estilo de NTVG.

¿Y cómo logran consensuar una filosofía común a la hora de defender un tema dentro de la pluralidad de criterios que puedan tener dentro de la agrupación?

Cuando empezamos a grabar un disco partimos de un número grande de canciones, sabiendo que al final va a quedar la mitad, entre 10 y 15; quizá ahí se filtran aquellas con las que no todos se sienten representados. De cualquier manera, quien componga para la banda sabe que la pieza resultante debe contemplar a quienes participamos de esto; porque es muy importante para todos sentirnos representados en las letras, aunque no las hayamos escrito. Eso se va dando naturalmente, y creo que es otra de las cosas que a lo largo de estos 20 años hemos ido aprendiendo.

¿Qué planes inmediatos tienen para iniciar su tercera década de vida artística?

Sacamos un disco hace muy poquito y estamos con ganas de salir a tocarlo. Para nosotros es sagrado sacar un disco cada dos años. Empezamos a trabajar en él generalmente en febrero y grabamos entre junio, julio y agosto, siempre coincidiendo con las Olimpiadas o con un Mundial de Fútbol, así que es una buena excusa para ver cualquiera de los dos torneos….

Eso nos ayuda a enriquecer el repertorio de los conciertos y a renovar el mensaje en función de los cambios que ha experimentado cada uno de nosotros. Lo venimos haciendo así desde el segundo disco (Este fuerte viento que sopla), y nos parece que es el tiempo prudente para mostrarnos siempre vivos y sosteniendo el mensaje, para que no te quede viejo, y no resulte que estés hablando de algo que ya no sentís más.

¿Tras dos experiencias de presentaciones en la Isla en un lapso de cinco años, se queda NTVG con ganas de volver a Cuba, de no decir “chau”?

Pues sí, ojalá vengamos para el 500 aniversario de La Habana, o incluso antes, dentro de dos años y medio, a presentar el próximo disco... Nos encantaría, la verdad es que la pasamos muy bien aquí. 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato