Notas al fascismo corriente 

Tratando de hacer algo

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Tras el espectacular anuncio de los gobiernos cubano y norteamericano sobre la decisión de restablecer relaciones diplomáticas, interrumpidas desde 1961, ya los agoreros del desastre, que casi siempre son los mismos que lo patrocinan, comienzan a amenazar.

Uno de ellos es el propio alcalde de Miami, Tomás Regalado, quien a la pregunta de si estaría de acuerdo en establecer un consulado cubano en esa ciudad, comentó: “un consulado en Miami sería un error, porque crearía un problema de seguridad, (…) algunas personas acabarían tratando de hacer algo al consulado”.

Más claro, ni el agua. Él no solo se opone a la idea, sino que desde ya se alinea del lado de los que “harían algo”. De hecho, con sus palabras a la prensa, ya lo está haciendo.

 

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato