“Tengo la fe renovada”

Israel Rojas • La Habana, Cuba

Lo sucedido el día 17 de diciembre será inolvidable para todos los que lo hemos vivido. No sé cómo será todo en lo adelante, pero tengo la fe renovada. Tengo ganas de ser más útil, porque no es lo mismo vivir en una sociedad enchapada en la resistencia y la defensa que en el progreso y el emprendimiento. Son condiciones distintas.

La inyección moral que representa el regreso de Los Cinco, una batalla que algunos creían perdida, es una transfusión de optimismo y convicción. Hoy se puede saber cuan cubano, cuan patriota se es en este instante por el estado de ánimo que generó esta decisión histórica del día de San Lázaro del 2014 en cada cual. Es muy difícil que alguien pueda llamarse patriota si es incapaz de, ante lo sucedido, siquiera experimentar un atisbo, un gramo, una partícula de alegría. Es como que alguien se hiciera llamar patriota el 19 de mayo 1934, pero sufriera la derogación de la Enmienda Platt. Un sinsentido.

Me gusta que lo estemos celebrando así, personal e intransferible. Sin altisonancias, ni largos discursos, sino muy adentro, cada cual con cada quien. Es un júbilo muy nuestro, muy de victoria. En lo adelante habrá cosas difíciles, pero si se pudo vencer con hambre y carencia, tenemos que ser capaces de triunfar sin ellas. Las claves que nos mantuvieron vivos como nación, no radicaron jamás en el sistema digestivo, sino en la conciencia y en la emoción. Y ambas, por estos días están de fiesta.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato