Notas al fascismo corriente

Alguien se ha tomado mi sopa

La Jiribilla • La Habana, Cuba

De Hostos Senior Center, un comedor para ancianos en Miami, está a punto de virar las cazuelas boca abajo, pues su cuenta bancaria cruzó hace rato la raya roja y ahora tiene menos de 60 dólares.

El lugar recibe fondos del estado por más de un cuarto de millón dólares anuales. Sin embargo, personas sin otros recursos tienen en riesgo la única comida caliente que reciben al día. Sin duda, alguien se ha alimentado muy bien durante muchos años, y no son esos ancianos.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato