Despedida a un imprescindible de la escena cubana

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla
 

El actor cubano Raúl Pomares, una de las más destacadas figuras de la cinematografía y la televisión nacionales, falleció hoy, en La Habana.

Nacido en Las Tunas en 1934, comenzó su carrera artística en 1956, al integrar el Teatro Universitario de Santiago de Cuba; luego de la Revolución formó parte del Conjunto Dramático de Oriente, y con su trabajo en el Cabildo Teatral Santiago aportó obras fundamentales del teatro de relaciones con De cómo Santiago Apóstol puso los pies en la tierra y Cefi y la muerte. En este ciudad también integró el elenco dramático del canal Tele Rebelde, en los inicios de esta señal.

Raúl Pomares estaba considerado como uno de los mejores y más populares actores cubanos, emblemático artista de la cinematografía nacional.

Debutó en 1969, en la película La primera carga al machete, de Manuel Octavio Gómez; dos años después actuó nuevamente bajo la dirección de Gómez, esta vez en otro clásico: Los días del agua. A lo largo de su trayectoria actoral participó en más de 30 películas, en ocasiones en personajes pequeños, pero casi siempre reconocidos por la crítica y el público, dada la organicidad de sus interpretaciones.

Particularmente significativas fueron sus actuaciones en El hombre de Maisinicú (Manuel Pérez), Una pelea cubana contra los demonios (Tomás Gutiérrez Alea), ¡Plaff! o Demasiado miedo a la vida, El elefante y la bicicleta (Juan Carlos Tabío), Kleines Tropicana (Daniel Díaz Torres) y La vida es silbar (Fernando Pérez).

Raúl Pomares era un actor de amplio espectro, asumió a lo largo de su vida con similares resultados actorales, personajes en el teatro, la televisión y el cine, pero demostró tener una especial aptitud para las comedias y sus interpretaciones le valieron el reconocimiento de todo el pueblo.

Entre las producciones dramáticas para la Televisión Cubana se destacan su participación en: El naranjo del patio (Xiomara Blanco), Salir de noche (Mirta González Perera), Al compás del Son (Rolando Chiong), Oh, La Habana (Charles Medina), Diana (Rudy Mora), Bajo el mismo sol y La otra esquina (Ernesto Fiallo), a estas teleseries, habría que sumar decenas de unitarios y aventuras.

Pomares fue profesor en el Escuela Internacional de Cine, Radio y Televisión de San Antonio de los Baños.

Recientemente, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba le otorgó el Premio Caracol por la obra de toda la vida, galardón que se sumó a sus numerosos reconocimientos.

El cadáver de Raúl Pomares fue incinerado y su funeral se realizó en una ceremonia familiar e íntima.

Fuente: Cubadebate
 
Lea también: Un tipo de suerte

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato