Una Casa con árboles bien plantados

Pedro de la Hoz • La Habana, Cuba
Fotos: Cortesía de Casa de las Américas
 

En una época donde incluso en la esfera editorial el mercado determina la escala del éxito literario, la Casa de las Américas consolida y acrecienta su prestigio entre los escritores del hemisferio por la seriedad de los presupuestos promocionales.

El Premio Literario Casa de las Américas, cuya 56ma. convocatoria acaba de dirimirse en La Habana, no solo es el de más larga e ininterrumpida trayectoria en la región, sino uno de los más singulares por su irradiación integradora.

Imagen: La Jiribilla

Dista de ser el mejor dotado financieramente ni cuenta con voceros tramitados que lo magnifiquen publicitariamente en poderosos medios de comunicación, pero todo escritor o escritora que se respete sabe de su existencia y los lectores avisados encuentran en la Colección Premio de su Fondo Editorial no pocos intereses.

No hay otro certamen tampoco que desarrolle una agenda pública de difusión cultural. Los jurados no se reúnen solamente para leer y evaluar originales y dictaminar un resultado, sino comparten reflexiones y creaciones propias con colegas y lectores en muy nutridas sesiones que tienen lugar en la sede de la Casa, o con estudiantes, profesionales y gente de pueblo durante la semana de permanencia en la ciudad de Cienfuegos, lo que para muchos de los visitantes se revela como una experiencia ejemplar.

En esta ocasión esa  agenda estuvo enriquecida por la presentación del Archivo Virtual Julio Cortázar. En colaboración con la universidad francesa de Poitiers, la biblioteca de la Casa de las Américas culminó la selección y organización documental en este proyecto. La colección incluye más de 1500 documentos del autor argentino.

No hay otro certamen tampoco que desarrolle una agenda pública de difusión cultural.

La bitácora de esta edición número 56 estuvo marcada por otros dos motivos de evocación. Al contemplarse en sus bases el Premio de Literatura Latina en los EE.UU., fue inevitable recordar la reciente desaparición, justo el pasado diciembre, de uno de los intelectuales que le dio aliento a la inserción de este lauro en el programa de la Casa por haberlo conquistado y visitar la institución para la presentación de su obra galardonada. Me refiero al norteamericano-puertorriqueño Juan Flores, autor de Babalú y otros guisos, obra premiada en 2009.

En medio de las jornadas de lectura en Cienfuegos llegó la noticia del deceso en Santiago de Chile del escritor y artista Pedro Lemebel, a quien la Casa de las Américas dedicó una Semana de Autor pocos años atrás y publicó su excelente novela Tengo miedo, torero.

Los Premios Casa 2015 presuponen una nueva siembra de árboles bien plantados. Ya se conocen los resultados. En Novela, La hoguera lame mi piel con cariño de perro, de la colombiana Adelayda Fernández Ochoa; en Ensayo histórico-social, el cubano José M. Ferrán Oliva con Cuba año 2025; en Poesía, Bajo el brillo de la luna, del colombiano Nelson Romero Guzmán; en Literatura brasileña, Minha vida sem banho, de Bernardo Ajzenberg; en Literatura Latinoamericana en los EE.UU., Un kilómetro de mar, del dominicano residente en este país José Acosta; y en Literatura para niños y jóvenes, El niño congelado, de la cubana Mildre Hernández.

También fueron dados a conocer los Premios Honoríficos: el de poesía José Lezama Lima: La novela de la poesía, de Tamara Kamenszain (Argentina); el de ensayo Ezequiel Martínez Estrada: Intelectuales indígenas en Ecuador, Bolivia y Chile. Diferencia, colonialismo y anticolonialismo, de Claudia Zapata Silva (Chile); y el de narrativa José María Arguedas: El libro uruguayo de los muertos, de Mario Bellatin (México).

Cabe entonces esperar a que la imprenta los entregue a los lectores el próximo año, cuando el Premio Casa 2016 se haga realidad en La Habana.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato