Changó no tiene raza, ni el campo fronteras

Alexis Díaz Pimienta • España

Vaya día tan triste. Muere Celina González, maestra, amiga, genio popular, fuente de inspiración de generaciones y generaciones, una de las voces más hermosas que he oído, limpia, transparente, genuina...

Maestra, amiga, genio popular, fuente de inspiración...

Una de las voces que me ha hecho llorar varias veces en la vida... ¡Adiós, maestra! Gracias por todo. Cómo entristece recordar los tantos momentos juntos y a la vez cómo alegra haberte conocido, haber tenido el privilegio de cantar contigo y para ti...

Mi homenaje eterno, Celina, mi agradecimiento eterno. Le diste sentido a mi vida muchas veces. Y se lo sigues dando. Cuba está de luto. Todos estamos de luto. Yo triste, profundamente triste.

Imagen: La Jiribilla
Disco licenciado por la EGREM
 

Homenaje a Celina

Tú eres el punto cubano
mezcla de caña y café,
de guateque y de bembé,
de cordillera y de llano.
Tú eres de placa y de guano
de batey y de solar.
Tú eres de río y de mar,
tú eres, guajira cubana,
ibérica y africana,
isleña y peninsular.

Tú eres el punto cubano
y en la manigua viviste.
Pero un día le dijiste
adiós al techo de guano.
Con Reutilio de la mano
llegaste a la capital.
Y lograron al final
con frescura y virtuosismo
el perfecto sincretismo
de lo urbano y lo rural.

Tú eres el punto cubano
criada entre clave y güiro:
novia eterna del guajiro,
lluvia fresca en el verano.
Mezclaste sobre tu mano
bongoes y guayaberas.
Y por lo grande que eras
demostraste, en cada casa,
que Changó no tiene raza
ni el campo tiene fronteras.

 

 

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato