Abelardo regresa a Matanzas

Fernando León Jacomino • La Habana, Cuba

Cerraba el primer mes del año en curso y un grupo de teatristas se reunía en Matanzas para celebrar el cumpleaños 90 de Abelardo Estorino. Fue más bien una reunión de amigos pactada hace diez años, cuando casi los mismos escritores y artistas festejaban las 80 primaveras del gran dramaturgo cubano, autor de obras como La casa vieja, Parece blanca y Morir del cuento, entre muchas otras. Tan firme resultó aquel compromiso, que ni siquiera la desaparición física del homenajeado, en noviembre de 2013, impidió que la  Editorial Tablas-Alarcos, la Casa de la Memoria Escénica y el Consejo Nacional de Artes Escénicas mantuvieran  la  cita. Fueron tres días de recordación y homenaje, mediante paneles, conferencias, exposiciones, proyecciones audiovisuales y representaciones teatrales.

Imagen: La Jiribilla

En los paneles temáticos, núcleo principal del encuentro, disertaron los dramaturgos Reinaldo Montero, Norge Espinosa, Ulises Rodríguez Febles y Abel González Melo; así como Alberto Sarraín y Julio César Ramírez, directores teatrales cubanos que más han llevado a escena obras del autor homenajeado. Los textos del Premio Nacional de Literatura y Teatro dedicados a los niños fueron evocados por Rubén Darío Salazar. Complementaron las mañanas de intercambio teórico las actrices Deysi Sánchez, Milva Benítez y Lulú Piñera y los críticos Omar Valiño, Roberto Gacio y Maité Hernández-Lorenzo. Las  noches dieron espacio a la programación escénica, con funciones de El mago de Oz, por Teatro de Las Estaciones; El baile, de Teatro De Dos; Medea sueña Corinto, por Teatro del Puerto y Las penas saben nadar, de Teatro El Público.

Fue más bien una reunión de amigos pactada hace diez años, cuando casi los mismos escritores y artistas festejaban las 80 primaveras del gran dramaturgo cubano.En su conferencia inaugural, Norge Espinosa ponderó la participación de Estorino en el ciclo Teatro de Combate, convocado por la UNEAC, a propósito de la Crisis de Octubre, en 1962. Al rememorar aquella obra de juventud del homenajeado, titulada Tres milicianos y un gato, Espinosa trascendió lo coyuntural para descubrir, entre sus líneas urgentes, las contantes expresivas de lo que hoy reconocemos como su teatro mayor.

Otra intervención de lujo del coloquio correspondió a Abel González Melo, joven autor que ha ganado varios de los principales premios de dramaturgia, narrativa y ensayo en Cuba y que se desempeña también en ámbitos como la docencia, la crítica y la dirección teatral. De ahí que vinculase herramientas teatrológicas y de otros campos como la dirección de arte para cine y la filología, para descifrar los nexos y discontinuidades entre el texto teatral La casa vieja, y su reciente versión cinematográfica, producida en 2010. Ajeno a cualquier pose academicista, el texto de González Melo revela agudeza y originalidad de análisis y ofrece claves muy certeras sobre el diálogo entre el original y el nuevo contexto escogido por Lester Hamlet para su adaptación cinematográfica.

Con este amplio espectro de intervenciones públicas y muy escasa presencia de espectadores locales, transcurrieron en Matanzas los Noventa Estorinos. El despliegue organizativo y logístico que implicó un evento como este, así como el altísimo nivel profesional que lo caracterizó, merecían cuando menos la concurrencia de instructores y estudiantes de arte, lo cual hubiese contrapesado, de alguna manera, la desidia habitual de nuestros teatristas y contribuido notablemente a la socialización de lo allí expuesto. Ya para la clausura, en franco contraste con lo anterior, el pueblo de Unión de Reyes, tierra natal del bardo, acudió masivamente a la representación de La casa te espera, espectáculo homenaje de Pedro Vera para Teatro del Sur, nacido de la relación de este colectivo con la persona y la obra del gran autor, paisano y amigo.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato