Encuentro con la escritora alemana Julia Franck 

“Las historias me persiguen a mí”

Ana Lidia García • La Habana, Cuba

La literatura de Julia Franck está estrechamente vinculada con la historia alemana, con los sucesos que ocurrieron antes y después de la caída del Muro de Berlín. Sin embargo, relató esta autora durante el espacio Encuentro con…, conducido por la periodista Magda Resik, no cuenta estos episodios porque le parezcan atractivos para ser relatados, en realidad son temas que la persiguen y la conducen a contarlos. “La escritura para mí es una acción necesaria que me permite darle forma a mis experiencias”, afirmó.

Imagen: La Jiribilla

Esta escritora, nacida en 1970, vivió hasta los ocho años en la República Democrática Alemana (RDA), en Berlín Oriental. En 1978, luego de tres intentos fallidos, su madre consigue el permiso para radicarse con sus cuatro hijas en la zona occidental de la ciudad alemana. Sobre el período que vivió junto a sus familiares en el campamento de refugiados de Marienfelde y, en definitiva, sobre una primera estancia muy problemática y alejada de las perspectivas que tenían sobre el “paraíso”, trata su novela Zona de tránsito, publicada por Tusquets Editores en 2007.

Alrededor de este libro, giraron los comentarios de Franck el 14 de febrero durante el diálogo fluido a pesar de las diferencias idiomáticas. “Está narrado desde cuatro voces, personas que coinciden en el campamento: dos provenientes de la RDA, una que viene de Polonia y un agente de la CIA que interroga a quienes llegan del Este”. Desde estos puntos de vista habla al lector sobre el tránsito entre dos sistemas y refleja los “malentendidos que surgen a partir de las expectativas de cada uno de los personajes”.

En las páginas de su texto describe la “tremenda estrechez” en la cual vivieron ella y sus seres más cercanos durante varios meses dentro de un cuarto de 16 metros cuadrados en Marienfelde, las presiones psicológicas y las agresiones físicas a las que fueron sometidos. Asimismo, cuenta cómo la lectura se convirtió en una válvula de escape, ya que era “la única oportunidad de salir de aquel espacio mínimo, de aquella cárcel”. Según Julia, la literatura “le permitía ampliar los horizontes en esos momentos difíciles”. 

Imagen: La Jiribilla

Ante la interrogante de cómo resumiría el tema de Zona de tránsito, Franck respondió: “Trata sobre la profunda desconfianza que surge entre las personas cuando se ven obligadas a vivir en condiciones de precariedad económica y presión psicológica, como las que vivimos al llegar a la República Federal Alemana (RFA)”. Al respecto, comentó que “en la RFA se miraba con mucha desconfianza a quienes llegaban como refugiados, porque se decía que la RDA introducía por esa vía a sus agentes”. Por tal razón, Julia y su familia no pudieron integrarse como soñaban a la nueva sociedad. Eran discriminados por su condición económica y social.

Durante el diálogo la autora relató que, contrario a lo que debería haber sido, era su abuela quien les enviaba libros, acuarelas y otros productos necesarios desde la RDA durante los años en los que recibieron la seguridad social, pues su madre no podía ejercer su profesión. La imposibilidad de cumplir las expectativas se evidencia una y otra vez en las más de 250 páginas que conforman el volumen.

Sobre la situación actual en Berlín y la persistencia para muchos de un muro imaginario, a pesar de la desaparición del físico hace más de 20 años, Franck expresó: “Yo que sufrí mucho por la existencia de ese muro, puedo afirmar que realmente ha desaparecido. Hay quienes sienten nostalgia por la época de antes de la caída, pero me siento feliz porque veo que Alemania ha logrado encontrar el equilibrio entre una sociedad justa y el establecimiento de estructuras económicas competentes desde el punto de vista capitalista”.

La oportunidad de estar en Cuba y disfrutar de esta 24. Feria del Libro fue definida por la escritora como un gran regalo. A este país la unen lazos que van más allá de las cuestiones políticas o literarias. Tiene una tía que se casó con un cubano y una prima que nació de esa unión. Desde pequeña sintió envidia por la prima que vivía “en un mundo tan lejano y exótico”. Aquí puede recordar experiencias que tuvo de niña en la RDA. Además, le gusta disfrutar de un ambiente muy distinto al que se viven en las sociedades capitalistas, “donde las personas no tienen tiempo para pasear, para estar con sus hijos, ni tan siquiera para hojear un buen libro”. 

Imagen: La Jiribilla

Ha leído literatura cubana, aunque no toda la que hubiese querido debido a las pocas traducciones que existen, confesó a La Jiribilla mientras dedicaba sus libros a quienes se encontraban en la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, sitio donde se desarrolló el Encuentro con… En especial, comentó, le gustan los cuentos de autores cubanos, esos que ha podido leer en compilaciones llevadas al alemán.

Mientras, los lectores de la Isla se acercan por primera vez a su obra.  Ahora tienen la oportunidad de devorar una novela sobre la cual la crítica ha dicho que es “tan emocionante como un thriller” y cuenta con una adaptación cinematográfica estrenada en 2013, dirigida por el alemán Christan Schwochow bajo el título Westen. Quizá en el futuro puedan tener entre sus manos La mujer del mediodía, también traducido al español por Tusquets Editores y gracias al cual fue galardonada con el Deutscher Buchpreis, premio otorgado por la asociación de editores y libreros alemanes a la mejor novela en alemán del año 2007. En dicho volumen, Franck narra la historia de Helene, una mujer que abandona a su hijo de siete años al terminarse la Segunda Guerra Mundial y muestra cómo un conflicto bélico “siempre daña profundamente cualquier sociedad y a sus habitantes”.

Calificada como una de las estrellas de la literatura alemana en la actualidad (R. Zulueta, La Vanguardia), Julia Franck es, además, autora de las novelas Der neue Koch (1997) y Liebediener (1999), así como del libro de relatos Bauchlandung Geschichten zum Anfassen (2000). 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato