Esopo en Oaxaca y La Habana

Mayté Madruga Hernández • La Habana, Cuba

Según el diccionario las fábulas —entre otras características—son  historias que concluyen con una enseñanza o moraleja de carácter instructivo, que suele figurar al final del texto. Permítanme invertir el orden establecido y concluir antes de empezar: Esopo puede ser tan importante para los oaxaqueños, como para los cubanos.

Así quedó demostrado en la tarde del 15 de febrero cuando un grupo de la Editorial Cálamus, invitado para la XIV feria Internacional de Libro, presentó una versión bilingüe de las fábulas de Esopo.

Imagen: La Jiribilla

Según las palabras de contracubierta: “Con esta versión de las fábulas de Esopo en zapoteco se inaugura la serie Lenguas nativas de Editorial Cálamus. Este volumen se ha realizado para conmemorar el hallazgo bibliográfico de Traducción de las fábulas de Esopo para el uso de los jóvenes que cursan la cátedra de latinidad en el colegio Seminario, fechado en 1848 y editado por el oaxaqueño Ignacio Rincón”.

Con la presencia de los oaxaqueños Natalia Toledo, Víctor Cata, Juanita Vázquez y Peregrino José Ruiz se leyó y presentó el libro ilustrado por Francisco Toledo. Cada uno de los presentadores participó en la traducción y confección del volumen, de acuerdo a la variante del zapoteco que han estudiado.

Francisco Toledo, quien es además creador de la Editorial, es uno de los más importantes artistas mexicanos actuales, que no solo se ha limitado a su obra pictórica, sino que lleva desde Oaxaca una labor de rescate, preservación y homenaje de la cultura mexicana.

El libro es un claro ejemplo de la defensa del patrimonio cultural mexicano específicamente de sus lenguas originarias. El texto va acompañado de un disco donde se escuchan cuatro de las variantes del zapoteca, escogidas para la traducción de las fábulas.

Oaxaca cuenta actualmente con 16 lenguas originarias reconocidas antes de la conquista. Esta diversidad lo hace un estado profundamente deudor de sus costumbres, razón por la cual el trabajo de Francisco Toledo y su Editorial Cálamus constituye una buena práctica en el intercambio de saberes  desde Oaxaca hacia el mundo y viceversa.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato