Francisco Toledo: diálogo artístico-literario de México a Cuba

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba
Fotos del Autor

Una de las figuras más representativas del arte contemporáneo mexicano e internacional se encuentra en Cuba en el contexto de la Feria Internacional del Libro. Se trata de Francisco López Toledo, polifacético pintor, dibujante, editor, ceramista y escultor; reconocido, además, por su intensa labor como activista, luchador social, filántropo, ambientalista y promotor cultural.

Imagen: La Jiribilla

Tres muestras de su autoría que dialogan con la literatura se exponen en nuestro país: la primera, inaugurada en la Biblioteca Nacional de Cuba, ilustra una singular obra kafkiana. Las otras se exhiben en La Cabaña y constituyen un homenaje al destacado grabador mexicano José Guadalupe Posada y a las fábulas de Esopo.

Franz Kafka Informe para una Academia es el título de la expo que puede ser apreciada en la Galería El reino de este mundo, de la Biblioteca Nacional, hasta el 10 de marzo. El enigmático cuento del escritor checo fascinó a Toledo, quien ilustra la historia con grabados en blanco y negro acompañados de fragmentos de la obra literaria. El artista representa así el ambiente absurdo, burlesco y denuciativo de la historia, protagonizada por un simio que se transmuta en un ser humano perfecto luego de enfrentarse a la sociedad occidental.

Sobre la muestra, declaró a La Jiribilla Lourdes Báez, directora general del Centro de las Artes de San Agustín, fundado por el propio artista oaxaqueño: “Toledo es una persona amante de los libros y la literatura. Tiene una larga tradición con la literatura universal y hace años leyó Informe para una Academia y le conmovió mucho esta reflexión que hace Kafka a través de Pedro el rojo, el mono, acerca de cómo abandona su naturaleza animal para cultivarse, volverse un humano occidental y luego darse cuenta de que no existe una gran diferencia”.

Imagen: La Jiribilla

En el caso de los grabados expuestos en La Cabaña sobre las fábulas de Esopo, tienen su origen en la gestión de Toledo para traducirlas a las lenguas originarias de Oaxaca, con el objetivo de generar materiales didácticos y libros para los niños en las comunidades, que resulten, a su vez, en la protección y salvaguarda de las lenguas originarias de este estado —más de quince, con 177 variantes ininteligibles—.

La muestra dedicada a Posada celebra el 100 aniversario de la muerte del más importante grabador mexicano del siglo XIX e inicios del XX. Según explica Lourdes Báez, “Toledo es un profundo admirador de la obra de Posada, quien también fue un gran ilustrador de los libros del siglo XIX y de principios del XX. Para nosotros, forma parte de nuestra educación visual e histórica, porque todos los libros tuvieron hasta los años 50 imágenes de Posada. Por ello las tres muestras que traemos a Cuba acompañan a textos vinculados a la Feria del Libro, y puesto que Toledo también es un editor, tenemos, además, un stand en La Cabaña de libros de poesía editados por él, que no solo viene como artista, sino como editor y promotor socio-cultural.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato