Palabras inaugurales

Fraterno encuentro entre pueblos y culturas

Zuleica Romay • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla

Compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Primer Vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros

Compañero Esteban Lazo Hernández, Miembro del Buró Político y Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Distinguido señor Ravindra Singh, Secretario de Estado para la Cultura de la República de la India.

Integrantes de la delegación de la India, País Invitado de Honor a la Feria

Dirigentes de países participantes en la Feria y otros compañeros presentes en este acto

 

Amigos del libro y de Cuba:

En esta, su 24ª edición, la Feria Internacional del Libro de La Habana reafirma su voluntad de diálogo intercultural y abre sus brazos al continente asiático, dando la bienvenida al haz de milenarias culturas de una gran nación: la República de la India.  Invadido su territorio por potencias coloniales europeas —una historia que a los cubanos no nos resulta ajena—, desde muy temprano los pueblos de  la India  resistieron la incursión, con audaces campañas militares como las emprendidas por Abbakka Devi, la reina guerrera de Ullal; o haciendo de la oposición pacífica una estrategia de  lucha anticolonial, liderados por Mathama Gandhi.

Hasta acá han llegado los editores, escritores y artistas indios, para nutrir nuestros espíritus con sus saberes ancestrales, su arte y literatura, a semejanza de los ríos que escapan del seno del Himalaya para ir a encontrarse con el mar. Lectores interesados en ampliar sus horizontes culturales e intelectuales y artistas de 35 naciones —encabezadas por la que mereció la condición de País Invitado de Honor—, intercambiarán amistades e ideas durante diez intensos e irrepetibles días. Llegue a todos ustedes el abrazo del pueblo cubano y la gratitud de los organizadores de esta feria.

También nos congratula la presencia de Gerardo, Antonio y Ramón —tres de nuestros Cinco Héroes—, juntos por vez primera en esta fiesta del libro y la lectura en que tanto se les ha extrañado. El tesoro de saber que este país bloqueado ha seguido acrecentando por más de 15 años, está ahora a disposición de ustedes. Al fin podrán, como cualquiera de los miles de cubanos que acuden a este recinto ferial, sentarse a leer en el lugar que resulte de su agrado, tomarse fotos con el azul del mar a sus espaldas, o buscar caras amigas entre las personas que hacen fila para adquirir más libros. Gracias, una vez más, queridos hermanos, por preservar nuestra alegría, con un amor que los barrotes no pudieron menguar.

Cuatrocientos años han transcurrido desde que el mundo supo del andar justiciero de Alonso Quijano y su sueño de fraternidad entre pueblos y culturas. La conquista de la libertad y la igualdad fue el ideal que guió a nuestros mambises y el más caro sueño de José Martí; por él cayó combatiendo nuestro Apóstol hace casi 120 años. Mucho tiempo después, la utopía americana del Quijote fue posible en esta pequeña isla, y un hombre cuya inmensidad cupo en solo tres letras antes de emprender nuevos caminos cabalgando a un mítico Rocinante, resumió en El socialismo y el hombre en Cuba nuestra decisión de no renunciar a ningún sueño.

Estos y otros acontecimientos de gran relevancia histórica y cultural tendrán reflejo en la producción editorial para esta feria, la que ofrece —entre dos millares de títulos— más de 850 novedades editoriales y una cifra de ejemplares superior a 5 millones. Casi 200 títulos para niños y jóvenes y más de 800 000 unidades de mapas, libros-juguetes y  pasatiempos  didácticos, reafirman la voluntad del sistema editorial cubano de acompañar a estudiantes, padres y maestros, especialmente motivados en esta ocasión por el centenario del poeta y pedagogo Raúl Ferrer y por la memoria de Carlos Juan Finlay, de cuyo patriotismo, inteligencia y tenacidad son herederos los científicos cubanos de estos tiempos.

Seguiremos recorriendo los caminos de la historia en contacto con la obra de Olga Portuondo Zúñiga, a quien esta feria reconoce sus méritos intelectuales y pedagógicos. Olguita parece divisar a Cuba entera desde las estribaciones del Turquino, mostrándonos cuánto hay de universal en el terruño. Pocos como ella han puesto al descubierto la influencia de las particularidades culturales en los procesos históricos, los vínculos e intercambios entre las regiones que integraron el antiguo Departamento Oriental y el aporte a la construcción de la nación de intelectuales y científicos poco referenciados en nuestros textos historiográficos. Persistente y tierna, sabia y discreta, Olguita es, para muchos de nosotros, insustituible maestra y amiga.

Leonardo Acosta, el saxofonista virtuoso y audaz que tuvo el privilegio de compartir escenario con Benny Moré y vivir la fundación del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, es un profundo conocedor de los desarrollos de la música cubana y de la contribución que a lo largo de la historia han hecho las capas populares de nuestro país. Su saber musicológico trasciende los misterios del pentagrama y se torna ciencia social, en la que confluyen varias disciplinas. Analista de nuestra identidad caribeña, historiador del jazz y  lúcido lector de los textos de Martí, la de obra Leonardo Acosta es un referente importante para los estudiosos de Cuba y su cultura.

A todos los que hacen posible la realización de uno de los eventos literarios más concurridos de América, les expresamos nuestro agradecimiento: a las instituciones del libro cubano, el Parque Histórico-Militar Morro-Cabaña y las restantes sedes capitalinas, el Gobierno de la capital, la industria poligráfica nacional, el Instituto Cubano de Radio y Televisión y los ministerios de Informática y Comunicaciones y de Relaciones Exteriores, entre otros organismos de la Administración Central del Estado. También damos gracias a nuestros escritores, intelectuales y artistas, seguros de que sus obras devolverán a las niñas y niños, mujeres y hombres de nuestro país, todo el amor, la admiración y el respeto que de ellos reciben cada día.

Orgullosos de ser parte de este pueblo digno y libre, que lucha y crea, construye y lee, declaramos inaugurada la 24ª edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana.

 

Muchas gracias.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato