Juan Valdés Paz:
 

Una voz pensante, incisiva y crítica

Thais Gárciga • La Habana, Cuba

El Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2014 fue entregado al profesor e investigador Juan Valdés Paz en la Sala Nicolás Guillén de La Cabaña. El acta del Jurado consignaba que “los problemas estructurales y funcionales de la economía y la institucionalidad política son tratados por él desde una perspectiva rigurosamente sociológica, con un aporte metodológico definitivo a nuestras Ciencias Sociales”.

Imagen: La Jiribilla

Como académico sus contribuciones no solo registran frutos en el terreno meramente teórico. Más de un centenar de artículos y ponencias dan fe de su ingente labor historicista y sociológica en torno a temas de la agricultura, la política, el socialismo y la economía. Mas, sus áreas de estudios principales se bifurcan en la estructura agraria del proyecto cubano y el sistema político de país.

Con naturalidad y sin ambages, quien antaño fuera maestro voluntario y administrador de un central en Las Villas, relató su trayecto de mensajero de tintorería a investigador del Centro de Estudios sobre América y en el Instituto de Historia. Reconoció además haber cometido “algunos desafueros” durante sus años como dirigente de agricultura.

Probablemente sus errores dieron al traste o no con decisiones desafortunadas, y también en el mismo rango de esas probabilidades hubo otros que ni siquiera a día de hoy reconocen sus equivocaciones. Sin embargo, Valdés Paz ha sabido enmendar, o al menos compensar, sus “culpas” con una carrera más que meritoria en el campo de las Ciencias Sociales, aún cuando su nombre o sus contribuciones permanezcan en el anonimato público.

“Si un periodista demandara: dígame en pocas líneas cuáles son los aportes decisivos de Juan Valdés Paz a la historia intelectual de su país, sería necesario responder: sus obras sobre la agricultura cubana y el sistema político revolucionario, al igual que su elaboración teórica sobre cómo la pequeña toalla utilizada por los negros y mulatos de su barrio para secarse el sudor es incomparablemente mejor que el pañuelo, y cómo ello constituye un aporte del pueblo de Pogollotti a la cultura nacional…” [1]

Así resume irónicamente el también investigador Julio César Guanche en el prólogo a El espacio y el límite, un texto crucial del sociólogo, y prosigue: “… pero ese periodista no ha nacido aún en Cuba. Valdés Paz es otro clásico invisible para los periódicos cubanos”.

Imagen: La Jiribilla

En sus artículos ha sabido analizar como pocos, con mirada perspicaz y vocación crítica, el contexto sociopolítico del país con denuedo propositivo y consistencia de criterio. Ello se constata en títulos tales como El sistema político cubano. 1959-2013, Evolución agraria en Cuba y La experiencia de la transición socialista en Cuba.

El espacio…, citada anteriormente, es un volumen de obligada consulta para estudiantes, especialistas e interesados en general por conocer a fondo aspectos concretos como la democracia, el socialismo y la participación política en el país desde 1959 hasta la actualidad. Es, según Guanche, la historia crítica de la institucionalidad política revolucionaria más completa realizada en la Isla hasta el presente; y al unísono, un ensayo de interpretación del tipo de régimen que realmente existe en Cuba.

 

[1] Valdés Paz, J. (2009). El espacio y el límite. La Habana. Ruth Casa Editorial-ICIC Juan Marinello.

 

 

 

 

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato