Selección de poemas

Yanira Marimón • La Habana, Cuba

Tokonoma

Con puntillas herrumbrosas, sacadas a fuerza de martillo de algún madero viejo, un hombre ha clavado en su puerta, a modo de clausura, una tabla.

Tabla de salvación —creo que piensa— barrera contra el ruido, el polvo, contra todo. Sólo ha dejado un pequeño agujero por el que mira pasar a los otros camino a casa, al pan, al sueño, al colchón de hacer la vida.

Del otro lado de la tabla, mientras sus fuerzas decaen, el hombre, cautelosamente contempla el mundo.
Es atroz contemplar el mundo.
Es atroz contemplar el afán del mundo.
Es atroz contemplar el inútil afán del mundo.
—piensa—

Por eso hoy ha vuelto a sacar las puntillas oxidadas y las ha guardado cuidadosamente —tabla y clavijas.
Ahora abre su puerta para salir a la calle.

Abuela

Nosotras,
únicas protagonistas cada mañana:
un jarrito con leche
transportado varias cuadras hasta tu cuarto
(leche extraída sin permiso, casi robada)

 

Duele
la memoria intacta:
tu hambre
las órbitas acentuadas de tus ojos
pequeñísimos
como tu dicha
orfandad de todo
o casi todo
ya no importa

Patria

Cómo será pensarte desde lejos
detenida en mi memoria
ausente de tu luz
tu demasiada luz.

Imaginar tus verdes
desde el blanco absurdo de la nieve
no ser ya más la imagen que moldeaste:
barro seco   yedra   abrojo en el camino.
Cómo sería, Patria.

Pequeña eternidad

Pequeña eternidad la de inventarnos dioses
esos seres de ojos vidriosos
que nos miran desde sus altares
quietos
implorantes
solos
como esperando de nosotros
tal vez
el milagro

De los estrechos ángulos

De la contemplación minuciosa del mundo podría nacer su visión palpable, el poema. Esto es el mundo: una toallita colgada al borde de una puerta, una puerta con cristales oblicuos, ordenados. Materia inerte, apenas perceptible para otros, ángulo estrecho que logra captar nuestra vista, el mínimo espacio en el cual reconocernos.

 

Los poemas seleccionados pertenecen a su libro Contemplación vc. acto

 

FICHA

Yanira Marimón (Matanzas, 1971) Poeta, narradora y editora. Ha publicado La sombra infinita de los vencidos (poesía, Ediciones Aldabón, 2005), Dónde van a morir las mariposas (novela, Premio Calendario 2005, Casa Editora Abril, 2006), premio La rosa blanca al mejor texto publicado ese año; y Contemplación vs. Acto (poesía, Premio José Jacinto Milanés 2008, Ediciones Matanzas, 2009). Ha obtenido además el Premio del I Encuentro de la Joven Poesía, Camagüey 2004, Mención en el Premio de Poesía de La Gaceta de Cuba, 2007, la Beca de Creación Juan Francisco Manzano, 2008, por el proyecto de libro Tocar las puertas del cielo, novela para jóvenes y el Primer Premio en el Concurso Extraordinario de Poesía por el Bicentenario de Plácido, El peregrino, en 2009. Es miembro de la UNEAC

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato