La poesía cubana ha sabido resolver la relación entre lo real y lo ideal

Roberto Manzano • La Habana, Cuba

No hay manera de entender algo en el mundo de la cultura en que uno no tenga necesidad de ascender para poder ver mejor, y al hacerlo uno entra en lo abstracto. Lo abstracto es a su vez el modo más rápido que tiene el hombre de llegar a lo concreto. Por lo menos es mi metódica de pensar.

A mí me toca la poesía, y esta es ya un género artístico complejo. La realidad por su parte es un flujo con un orden interno, que uno de pronto no es capaz de percibir. La poesía representa el flujo que está continuamente pasando, pero con una complejidad añadida, pues esta habla del mundo interior. Es un flujo que uno ve por dentro, lo cual ya como manifestación artística exige determinados recursos, adecuaciones sicológicas, maneras de plasmarse que de hecho añaden una complejidad enorme. Eso es tal vez una de las cosas que hace que la poesía no sea rápidamente convertida en plusvalía, a diferencia de otras manifestaciones artísticas. Es un reducto simple de cierta reserva antropológica, es el grado exponencial más alto de una cultura, porque incluye lo que está pasando y lo que puede pasar, porque contiene siempre un ángulo profético, siendo este último unas de las deficiencias que tiene actualmente el género en el mundo. Y es que la poesía ha abandonado su misión profética.

Imagen: La Jiribilla

En el caso de la poesía cubana, cuando no es posible decir Cuba sin decir poesía, ahí estamos ante un problema de un tamaño extraordinario. Las manifestaciones artísticas de la Isla son muchas y fuertes, y en la pirámide de la creación y el imaginario cubano la cúspide tal vez la tienen la música y la danza, pero increíblemente un arte supuestamente de élites y de la vida íntima como la poesía ocupa el tercer lugar, por lo menos como yo lo veo. En estudios históricos y en exploraciones que uno hace acerca de la cultura nacional después de la música y la danza uno se encuentra a la poesía como uno de los campos de patrimonio nacional más extraordinarios que hemos creado. Frente a la música y la danza la poesía tiene una particularidad, y es que cuando las cosas no están creadas ella las va modelando, confirmando, porque tiene la tarea de organizar emociones colectivas en un mundo interior; algo que se arroja el derecho de que el poeta más que individuo va a ser persona. La poesía es un arte personal como ninguno. Quien no vea a la poesía desde un ángulo personológico se pierde la convergencia que ella establece en un hombre o mujer solos, que está terriblemente acompañado en el momento en que se sienta en grima a escribir algo, dolido por una situación muy personal.

También está el hecho de que la literatura es un proceso que tiene dos planos y si uno se equivoca de plano comete un error de juicio: la literatura propiamente dicha y la vida literaria. Uno tiene que estar sabiendo continuamente con una agilidad extraordinaria en cuál de ellos se está moviendo, de qué está hablando, si de literatura o de vida literaria. Si hablamos de una editorial eso es vida literaria, pero si hablamos del insularismo en la poesía cubana eso es literatura y así continuamente. De modo que para poder juzgar bien hay que definir todo esto.

Los problemas de la poesía cubana son enormes. Es un mundo lleno de conflictos y de fricciones, cuando la poesía es el género de los conflictos. 

Los problemas de la poesía cubana son enormes. Es un mundo lleno de conflictos y de fricciones, cuando la poesía es el género de los conflictos. La primera fricción que tiene la poesía es que detecta continuamente, le da un dolor tremendo al poeta que tiene que sentarse a escribir porque lo real y lo ideal no coinciden. Un partido político, una sociedad, una religión pueden estar equivocando continuamente estos conceptos, pero la poesía no los equivoca nunca. Continuamente los poetas que se sientan a escribir en un momento de oro de poesía de verdad, les duele esa inconsecuencia de la realidad, que no es tal inconsecuencia, sino un combustible que la realidad tiene y es la que provoca el movimiento ascensional para que la poesía alcance niveles más altos.

No hay sociedad en el mundo que pueda tener un poeta absolutamente contento con lo que está pasando en ella. Al primer poeta que salga a la calle cantando un frenesí de alegría, colmado, hay que ingresarlo rápidamente. Detrás de ese poeta hay un dolor por la fugacidad de la vida tremenda y está el canto de la poesía. En el caso cubano se ha logrado siempre solucionar esto. La poesía cubana ha sabido resolver la relación entre lo real y lo ideal, así como esa otra polaridad característica de la psicología del pueblo cubano: el dentro y el afuera. En los mecanismos de lo que es adentro y afuera hace rato que la poesía cubana es una experiencia extraordinaria.

A veces uno escucha objeciones a la poesía cubana de que no está reflejando tal cosa, que ha perdido ciertos compromisos, que está extraviada…, agresiones de diverso carácter y basta con verla bien, reparar en ella, en su imaginario profundo, para ver que no solo está la Cuba actual, sino que hasta en la más joven poesía está lo posible, la Cuba que se desea vertebrar.

Desde las esferas de la ideología y la política ha de leerse con mucha atención la sensibilidad expresada en la poesía. Ahí hay un termómetro y una brújula de qué es lo que ha de venir. La poesía cubana ha reflejado todo eso. Tiene problemas de la vida literaria, como que Cuba no sabe vender su poesía y no solo dentro, pero tiene una de las más hermosas poesías de la lengua, no solo de la época, sino del continente, pero no la sabe poner en circulación, ese es uno de los efectos más prehistóricos que debe resolverse en sentido general.

 

Fragmento de la intervención del autor en el Panel Literatura cubana: tendencias y problemas, con sede en la UNEAC, 18 de febrero de 2015.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato