Cantores... 

La historia oculta de Serrat y La Montonera

Fidel Díaz Castro • La Habana, Cuba

“Lee esto de Serrat  y sobre Serrat” reza el “asunto” de un correo que recibí hace un ratico. Viniendo de Reynaldo García Blanco, especial poeta y escritor cubano, hermano santiaguero de aguda mirada, sabía que sería un mensaje muy interesante; tanto que quiero compartirlo ahora. Está relacionado con los artículos que he venido publicando sobre Joan Manuel Serrat. Se trata de una canción de esas que un autor deja dormir, por haber perdido las motivaciones que la inspiraron, o los ideales o pasiones que la animaron, o acaso porque en ciertos momentos su difusión podría traerle algún inconveniente (comercial, político, sentimental…); lujos que se pueden dar pocos, digamos que “elegidos” como Serrat con cientos de piezas antológicas, lo cual permite ocultar alguna que otra en las sombras sin echarse a ver.

En este caso parece inspirada por una vida real, la de una muchacha luchadora por la justicia social, perseguida por sus sueños y, quién sabe si hasta asesinada. Resulta que una poética canción (y más si fue el parto de una buena causa) a la larga termina resurgiendo a la vida de alguna manera, aun si su autor pretendiese olvidarla. Una buena canción a la vez que sale al viento (y más se alguna manera es grabada) deja de ser de quién la hizo y se expande por el tiempo, no importa cuán visible, pues seguirá vagando hasta que un alma, cercana o remota, la necesite.

Imagen: La Jiribilla

Tras el correo de Reynaldo, estuve rastreando, primero acudí al libraco (cancionero autobiográfico) donde Joan Manuel Serrat incluye todos los textos de sus discos, incluyendo los que escribió en catalán. No está la canción.

Les dejo con el correo de Reynaldo, y por supuesto, el texto de la canción.  

……………………………….

“La Montonera”

Esta canción estuvo durante mucho tiempo envuelta en una nube de clandestinidad y misterio. Ni el mismo Serrat tiene (o tenía) claro si alguna vez fue editada en disco o si la grabó. Pero que está grabada es evidente, porque aquí se la puede escuchar en youtube.

Conocí el tema en un disco que le regaló a un amigo una ex militante montonera, luego de conservarlo más de diez años. Era un disquito negro de plástico flexible, de esos que antes venían con las revistas (por su poco peso y facilidad de manipulación), que había entrado clandestinamente en pequeña cantidad en Argentina, uno o dos meses antes del mundial de fútbol del ’78.

Allí venían las instrucciones de la dirección de Montoneros en Europa para que la militancia enfrentara el mundial durante su realización. Creían que era posible transformar el sentido del acontecimiento y “coparlo” para sacárselo de las manos a los milicos y convertirlo en una manifestación de la resistencia popular. La consigna que proponían era “Argentina campeón, Videla al paredón”.

Al terminar las “instrucciones” (habladas) y la mención de todo el Consejo Superior de Montoneros, en la cara B del disquito, aparecía grabada (sin ninguna introducción) “La montonera”, en una versión que no es la que aparece aquí. La presente está grabada sobre la base de un arreglo de Lito Nebbia y apareció en la película “Cazadores de utopías”.

Imagen: La Jiribilla

En Internet, puede verse un reportaje donde Serrat habla de esta canción
y también dos versiones (en esencia coincidentes, aunque no en sus detalles) sobre el origen del tema:

Por un lado, en un artículo aparecido en la revista “La Maga” dice:

“Durante muchos años, Joan Manuel Serrat creyó que Alicia, una amiga suya, había sido asesinada por las bandas de la Triple A. Él la había conocido en el 69, cuando sus primeros pasos por estas tierras. Inspirado en ella escribió una canción: “La montonera”. «Era una muchacha llena de sueños e ideales, como casi todos los muchachos de su generación», recordaba hacia el 93. 
Alicia andaba furtiva las noches de la resistencia setentista, antes de la llegada de Perón, pintando ‘Luche y vuelve’ en las paredes de Buenos Aires; el catalán la veía de regreso, con el riesgo superado, el miedo vencido y las manos llenas de pintura. Y la canción le fue necesaria. 
Para Serrat, esa canción dejó una seña: estar al lado de los golpeados y de los torturados, y hacerles compañía a los que les esperaban en casa. En esos años aportó fondos a pedido de familiares de presos políticos, “más allá del cartelito que llevaran colgado”. Una seña de la canción son los versos finales («Qué buen vasallo sería /si buen señor tuviera») que Serrat tomó de El Cantar del Mío Cid. 

Tiempo después Serrat se enteró de que Alicia sobrevivió a la Triple A y a la dictadura. La canción no tuvo grabación comercial, pero es cierto que existen algunas versiones grabadas clandestinamente, incluso en discos. 
Él nunca manifestó intención de editarla. Pero piensa que si la gente la recreó porque no había un registro, eso es lo mejor que le pudo haber pasado a la montonera”.

 

La Montonera

Autor: Joan Manuel Serrat

Con esas manos de quererte tanto
pintaba en las paredes 'Luche y Vuelve'
manchando de esperanzas y de cantos
las veredas de aquel 69...

Con esas manos de enjugar sudores,
con esas manos de parir ternura,
con esas manos,
que volvieron la fe en la nueva primavera,
bordaba la esperanza montonera.

Con esas manos que pintaban
la historia de celeste y blanco,
con esas manos de quererte tanto...

Cómo quiere usted que no ande
de acá pa' allá
cargando la primavera,
cayéndose y volviéndose a levantar
la montonera.

Qué buen vasallo sería
si buen señor tuviera.

Y cómo quiere usted que no ande
de acá pa' allá
luchando la primavera,
cayéndose y volviéndose a levantar
la montonera.

Qué buen vasallo sería
si buen señor tuviera.

 

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato