Ángel Ramírez: un francotirador y un tirador franco

María Fernanda Ferrer • La Habana, Cuba

El pasado martes 24 el teatro del Museo Nacional de Bellas Artes fue escenario de un feliz acontecimiento o más bien la conjunción de dos miradas en torno a un mismo artista: se presentó el libro Ángel Ramírez / ejercicio crítico y se estrenó el documental de la serie Luces y sombras, dedicado a ese relevante pintor, grabador y escultor, un creador que “desde el nivel del ciudadano de a pie, eleva sus formulaciones y sus obras al plano de densas mansas de sentido”.

Imagen: La Jiribilla

Tal afirmación corresponde al escritor y poeta Alex Fleites quien, al presentar el libro aseguró que es un “volumen que sintetiza los hallazgos de este sólido maestro desde 2002 hasta 2012, o lo que es lo mismo, las obras que median entre Kafé de la bodega y Sello de familia, las dos exposiciones personales que fijan los lindes”.

Fleitesaseguró que “además de servir de referencia, de constancia de una labor en sí misma muy notable, el volumen constituiría otra obra artística más, propiciadora de múltiples lecturas, de reflexiones diversas y, ¿por  qué no decirlo?, de placer. Ese hedonismo que tendría que ser el fin último de la existencia, y que los tontos graves creen que debe definitivamente desterrarse del arte”.

En otro momento de sus sintéticas, pero esclarecedoras palabras, insistió en que “este hermoso objeto que hoy inicia su andadura de la mano de ediciones Artecubanotiene, como todo lo que se relaciona con Ángel Ramírez, el inteligente, delicado y risueño cuidado que lo hace, ya, un objeto atractivo, codiciable, coleccionable”.Comentó el “trepidante diseño de Naná Ramírez, la edición esmerada de Charo Guerra, los textos polémicos de Hortensia Montero, Andrés D. Abreu y Reynaldo González, la milimétrica supervisión y las palabras de pórtico de Diana Sánchez, especialista principal en Ángel Ramírez (y no sólo de su obra). Decir, por ejemplo, que este libro no es un catálogo al uso, sino otra luminosa propuesta del Taller la 6ta. Puerta, una nueva provocación del artista para meter basas en el diálogo de nuestro cotidiano discurrir, otro jirón generoso de su alma indagadora”.

Insistió Fleites que se privaría de “desgranar todas las reacciones que en mí provoca la obra de Ángel Ramírez, la que considero esplendida, solidísima, irónica, satírica, pero nunca  inscrita en la órbita del choteo, que entiendo como reacción inculta ante lo inexplicable. Ángel es un francotirador y un tirador franco, un juez mordaz, un participante lúcido del fragmento de vida que le ha tocado en suerte”, concluyó.

Estrella Díaz, guionista y directora del documental que pertenece a la serie Luces y sombras realizada por la  Productora de Audiovisuales de la Oficina del Historiador, agradeció al Museo Nacional de Bellas Artes, “institución que gentilmente ha abierto sus puertas a esta iniciativa de la Oficina del Historiador y que, de alguna manera, la ha hecho suya”.

Afirmó la también periodista de Habana Radio que realizar esta serie —de la que ya se han estrenado los monográficos dedicados a Alfredo Sosabravo, Eduardo Roca Salazar (Choco), Manuel López Oliva, Alicia Leal, Carlos Guzmán y Mario García Portela— ha constituido “un inmenso privilegio” y enfatizó que cada uno de los documentales, aunque tienen una estructura similar, “persiguen develar, en apenas 27 minutos, el ser humano que está detrás de la obra”, experiencia que calificó de “verdaderamente fascinante”.  Al referirse a la obra de Ramírez señaló que es un creador con una inteligencia singular y con un sentido del humor “muy fino y mordaz”, al tiempo que consideró que, tal vez, “este libro y el documental sirvan para visualizar un poco más el quehacer de Ramírez, un creador con una obra sólida, aguda, de hondura y cubanía”.

Imagen: La Jiribilla

Finalmente informó que el próximo 24 de marzo en el propio teatro, se estrenará el documental dedicado a el pintor, dibujante y fotógrafo Arturo Montoto y que están en producción los relacionados con el quehacer de la también artista de la plástica Flora Fong y la destacada y emblemática diseñadora cubana Carmen Fiol.

Por su parte Ángel Ramírez agradeció “infinitamente a todos los que han acudido hoy a esta sala a ver el documental y conocer el libro” y esclareció que el volumen está dedicado a los tres monos restantes: “quiero decir —para los que no me conocen tanto— que mi esposa (Diana Sánchez) y yo nos decimos mona y mono y nuestras dos hijas son, por lo tanto, las otras dos monitas; para ellas mi agradecimiento infinito y la razón por la que el libro existe es porque las tres trabajaron muchísimo”. Igualmente manifestó su gratitud “a un grupo o maratón importante de personas que laboró en el libro y también para el documental: para todos mi gratitud”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato