Concluye semana de festejos por Aniversario 171 de la independencia dominicana

Estrella Díaz, Alexis Rodríguez • La Habana, Cuba
Fotos de los Autores
Viernes, 27 de Febrero y 2015 (4:59 pm)

Al depositar en horas de la mañana de este viernes 27, ofrendas florales ante emblemático conjunto escultórico dedicado al Héroe Nacional Cubano, José Martí, en el Parque Central y a los pies del Busto consagrado Juan Pablo Duarte, Padre de la República Dominicana, en el Parque de la Fraternidad de la capital cubana, se puso punto final a una intensa semana de celebraciones por el Aniversario 171 de la independencia de esa hermana nación caribeña.

Imagen: La Jiribilla

La jornada comenzó el pasado lunes en el Centro Hispanoamericano de Cultura —ubicado en el malecón habanero—  con una conferencia magistral impartida por el doctor Roberto Cassá,  historiador, director del Archivo General de la Nación, profesor emérito de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, sicólogo, investigador en ciencias sociales y ex presidente de la Academia Dominicana.

El reconocido intelectual denominó su intervención “Relación de los hechos en torno al 27 de febrero” y luego de una enjundiosa revisión de la historia de la otrora “La Española”, disertó en torno al proceso de lucha del pueblo dominicano que se extendió por veinte años. Igualmente rememoró diversos momentos en que la isla fue ocupada por españoles, franceses y haitianos.

Igualmente dialogó sobre temas como la esclavitud, las rebeliones y las batallas protagonizadas por Pablo Duarte, patriota dominicano —hijo de español— que nació en 1813 y falleció en Caracas, Venezuela en 1876 y recordó que ese gran prócer abogó por el principio de “todo por la patria” e instó a “marchar unidos para salvar la nación de los tiranos”. Igualmente se refirió a otros grandes hombres que en las primeras décadas del siglo XIX lucharon por la independencia, alcanzada, finalmente en 1844.

Reveló el doctor Cassá que para estructurar su conferencia revisó y revisitó varios textos básicos como “Un recuento” de Manuel Dolores Galván, secretario de Francisco del Rosario Sánchez, una suerte de diario en retrospectiva, revelador de lo ocurrido en términos políticos a partir de 1838.

Puntualizó que en sus búsquedas e indagaciones, consultó ampliamente un texto medular relacionado con la historia de Haití, del principal historiador de ese país, Thomás Madiu, (hijo), un ensayo “muy poco conocido por los dominicanos”, y que “no ha sido traducido hasta el momento al idioma español”, se lamentó. “Ahora —dijo— en el Archivo General de la Nación, estamos haciendo gestiones para su publicación en español porque aborda no solo un período clave para entender la historia de la nación dominicana, sino las circunstancias de la historia de Haití; sin ese conocimiento no podemos entender el 27 de febrero de 1844″, apuntó.

Acompañaron al profesor Cassá el excelentísimo señor Alberto Caamaño Acevedo, encargado de negocios y embajador transitorio de la República Dominicana en Cuba, y Delio Gómez Ochoa, comandante de la Revolución Cubana y Héroe de la República Dominicana, y estuvieron presentes, además, embajadores y funcionarios de naciones hermanas acreditados en la Isla, historiadores, profesores e invitados.

Imagen: La Jiribilla

El martes 24 en la Sala Manuel Galich de la Casa de las Américas, de La Habana, se agasajó al Centro de la Cultura Dominicana, Casa de Teatro, por sus "cuarenta años y más" de labor ininterrumpida en el campo de la cultura, reconocimiento que recibió el director y fundador de esa importante institución, Freddy Ginebra.

Vivian Martínez Tabares, directora del departamento de teatro de la Casa de las Américas, al dar la bienvenida a los visitantes subrayó que “durante más de cuarenta años la Casa de Teatro ha sido un lugar de afecto y de impulso incansable para el arte y la cultura, con las puertas siempre abiertas hacia América Latina, el Caribe y el mundo, y con un lugar especial para Cuba en su corazón".

Como antesala del emotivo encuentro, se proyectó el audiovisual que narra los inicios de Casa de Teatro, en 1974, enclavada en una casona de la calle Arzobispo Meriño, marcada con el número 110, en la parte colonial de antigua capital dominicana. En ese audiovisual Ginebra aseguró que la Casa de Teatro “ha sido el espacio por excelencia, el lugar donde los artistas pueden soñar libremente, donde habitan pequeños duendes, donde se encuentran las realidades en un sitio  maravillosamente hermoso”.

En el afectuoso encuentro Freddy Ginebra se refirió a su amistad con la Heroína Cubana, Haydeé Santamaría, fundadora de Casa de la Américas; contó que aquí conoció a Gabriel García Márquez, a Mario Benedetti y René Portocarrero y dijo sentirse orgulloso de ser un gran promotor de Cuba: "lo hago porque lo siento en mi corazón y porque me siento cubano”.  Luego, sobrevivieron las reflexiones de algunos amigos como el narrador y ensayista Arturo Arango quien expresó que  pronunciar la palabra CASA, “demuestra un interés señalado por crear un lugar inclusivo y amable y recordó que esa institución nació con el propósito de “albergar el teatro porque Freddy —sobre todas las cosas— es un teatrero, pero para fortuna la Casa se convirtió en un espacio para todas las manifestaciones de las artes y las letras; allí, dijo, cantaron por primera vez en los ya lejanos setenta, los trovadores Silvio Rodríguez y Pablo Milanés”.

En el encuentro participaron, además, el señor Palmiro Soria, embajador de Bolivia en La Habana; José Fúster, pintor y escultor cubano; Jorge Fornet, director del Centro de Investigaciones Literarias y codirector de la Revista Casa de la Américas; Wagner Lore, ex agregado cultural de la embajada cubana en Santo Domingo —entre los años 2003 y 2007—. Este último apuntó: "nunca he conocido a un hombre con una mente tan amplia  y un corazón tan grande, que es capaz de aunar a personas de disimiles ideas y forjar el dialogo, las relaciones y el entendimiento. Y es por eso que Casa de Teatro ha sabido promover los mejores valores y las mejores ideas del pensamiento latinoamericano y caribeño", concluyó.

Mensajes de felicitación llegaron a La Habana, vía Internet, de diversas partes del mundo, por ejemplo, de Rómulo Rivas, director de Casa de Teatro Rafael Briceño de Mérida, Venezuela; Octavio Arbeláez, director del Festival de Teatro de Manizales, Colombia; la actriz Marian Pavón y Julio Ramos, director y productor puertorriqueño y Leonardo Padura, escritor y novelista cubano, Premio Nacional de Literatura quien dijo: "si quisiera estar hoy en algún sitio, no sería en el amable Portugal, donde estaré mientras se leen estas palabras, si no en esa sala de Casa de las Américas, participando de ese homenaje que se le tributa a Casa de Teatro, a mi hermano mayor Freddy Ginebra, porque se lo merece, porque tú eres Casa de Teatro y porque Casa de Teatro es el alma de la República Dominicana".

Como cierre, la directora de Artes Plásticas de Casa de las Américas, Silvia Llanes, entregó a Freddy un grabado del destacado pintor, ya fallecido, Mariano Rodríguez y el número de la Revista Casa, dedicado al centenario del relevante artista. También Alien Díaz , joven teatróloga de la institución, obsequió a Ginebra el último número de la revista Conjunto y una postal alegórica al número 28 de la mencionada publicación (del año 1976), en la que aparece reflejado, por primera vez, en sus páginas el quehacer de Casa de Teatro.

Imagen: La Jiribilla

El propio miércoles, pero en horas de la tarde, en el céntrico Cine La Rampa —en la calle 23, una de las arterias más importantes y concurridas de La Habana— quedó inaugurada la II Muestra de Cine Dominicano, auspiciada por el ministerio de cultura de Cuba, el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), la Dirección Nacional de Cine (DGCINE) y el Festival de Cine Global Dominicano (FUNGLODE).

La muestra fue inaugurada por el popular actor y comediante dominicano Fausto Mata, quien en conversación exclusiva  con estos reporteros  agradeció “la calurosa acogida que le ha tributado el pueblo cubano” y subrayó el gran interés por continuar estos intercambios, los que calificó de “necesarios” y abogó porque “un día se rompa el muro de las grandes distribuidoras cinematográficas y podamos intercambiar nuestros productos con toda libertad”.

Reconocido por su participación en múltiples películas, entre ellas Sanky Panky, Fausto Mata (13 de octubre, 1971), llegó a Cuba para presentar “Lotoman 003″, filme dirigido por Archie López. Conforman la muestra los siguientes filmes: “De pez en cuanto (comedia, del director Francisco Adolfo Valdés), “Código paz” (acción, director Pedro Urrutia), “Despertar” (ciencia ficción, director José María Cabral), “Blanco” (documental, director Melvin Durán) y “Carmita” (documental, directores Laura Guzmán e Israel Cárdenas).

Bernardita García, cineasta dominicana de vista en la Isla a propósito de esta semana de festividades, significó que “los pueblos llegan tan lejos, como llegan sus películas y Cuba siempre ha sido un icono para nosotros los hacedores de cine dominicanos, porque esta Isla se ha basado en contenido y forma de expresar en sus filmes y ese es un norte que siempre hemos tenido. Nosotros no tenemos los recursos de Hollywood para hacer grandes efectos especiales, pero poseemos el ejemplo de nuestra Cuba, que ha sabido escalar alto con sus productos cinematográficos”, expresó.

Socorro Castellanos, ministra consejera y encargada de asuntos culturales en la sede diplomática, enfatizó que  “celebramos con orgullo esta jornada, porque aunque vivamos lejos de nuestra patria – por el deber de representarla aquí-,  la llevamos en el corazón”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato