Diez mujeres al borde de un ataque de nervios y un millón de sellos

Fotos: Antonio Enrique González Rojas

La reunión de diez mujeres durante una noche habanera de 1958 para ayudar a una de ellas, Guillermina Guerra, a pegar un millón de estampillas premiadas que le permitirán adquirir diferentes objetos en un tienda, resultará el catalizador para las fuertes colisiones de personalidades radicalmente opuestas en cuanto a credos, perspectivas, devenires vitales; interconectadas varias de ellas por nexos sanguíneos, sobre los cuales pesan divergencias insalvables como entre las tres hermanas: la propia Guillermina, sus hermanas Perlita y Rosa y su hija Linda Lozano.

Imagen: La Jiribilla

1.

Tales relaciones —y reacciones—, de contrastantes tintes tragicómicos, serán descubiertas a plenitud durante la puesta de la obra teatral Las cuñadas, que, basada en el texto original del muy celebrado dramaturgo quebequense Michel Tremblay y con la dirección de su compatriota Jennifer H. Capraru, se estrenará el miércoles 4 de marzo a las 6:00 de la tarde en la capitalina Sala El Sótano, con las actuaciones de Xiomara Palacio (Angelina Solís), Ana Rojas (Guillermina Guerra), Yurelis González (Linda Lozano), César Domínguez (Lisette de Cortés), Maridelmis Marín (María de los Ángeles Revuelta), Yailene Sierra (Perlita Guerra), Ysmercy Salomón (Rina Beceril), Camila Arteche (Rosa Guerra), Yarelis Santana (Teresa Lozano) y Grisell Monzón (Eva Campoamor).

“Las Cuñadas es mundialmente la obra más famosa de Tremblay”, comenta Capraru, quien ha contado con el apoyo del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, el Consejo de las Artes de Canadá, la embajada de esa nación y por supuesto, de El Sótano. “Ha sido montada infinidad de veces en diferentes lenguas y regiones, desde que fuera escrita en los años 60, y tiene una conexión directa con las mujeres cubanas de estos tiempos, quienes están imbuidas en un momento de cambio, de “evolución”. En Las Cuñadas usualmente encontramos mujeres de 40 años en adelante; pero me interesó rejuvenecer a estos caracteres, implicar a jóvenes para darles su propia voz, partiendo también de que durante el año pasado, cuando estuve en Cuba —dirigiendo la puesta Incendios, de Wajdi Mouawad, durante la Primera Semana del Teatro Francófono— quedé muy impresionada por la calidad de las actrices cubanas, y desde entonces quise repetir la experiencia.

“La idea de Québec como un lugar muy independiente e individualista dentro de un marco más amplio como es Canadá, luchando por su existencia, por mantener su cultura, es similar a lo que ha sucedido en Cuba durante varios momentos de su historia. Para esta puesta específica, he pensado situarla en diciembre de 1958, pues este fue el último momento en que Cuba y los EE.UU. estuvieron conectados, hasta las conversaciones diplomáticas más recientes”.

Según comenta el dramaturgo chileno Bruce Gibbons Fell, quien ha sido co-adaptador de esta puesta —la número 22, sólo en español, pues rebasa las 25 lenguas diversas—, originalmente escrita en el dialecto joal, o sociodialecto de la clase trabajadora de Montreal, en la provincia canadiense de Québec, “cuando estábamos buscando versiones en español, encontramos una argentina y una mexicana. Nos tocó entonces «neutralizar» el español para luego «cubanizarlo». Porque originalmente este texto tiene muchos giros del lenguaje muy específico de la localidad que refleja. Elegimos el texto mexicano, traducido por Rafael Segovia porque gramaticalmente es más similar al español hablado en Cuba, y a partir de ahí tuvimos que trabajar el libreto para situarlo en un contexto histórico apropiado, realizar investigaciones de corte histórico, enriquecerlo con giros cubanos”.

Las 15 protagonistas concebidas por Tremblay fueron reducidas a diez, además de la contracción del texto, pues “la original es una obra muy larga, de dos actos, con dos horas y media. En Canadá las obras por lo general tienen un intermedio, pero sabemos que en Cuba suelen ser más cortas y en un solo acto, por lo que hemos hecho algunos cambios, sin variar la esencia de Las cuñadas”, acotó Gibbons Fell.

2.

“La obra ofrece una excelente oportunidad para las actrices”, comenta Jennifer o Jen, como todos la nombran, “pues les da la pauta para un trabajo rico en matices, y creo que con el equipo que tenemos, conformados por actrices muy experimentadas como Xiomara Palacios, Yailene Sierra, Ana Rojas e Ysmersy Salomón, quienes no sólo hacen su papel sino que contribuyen al resultado final con sus ideas, la puesta resultará excelente”.

La celeridad del montaje de este texto, uno de los más montadas del autor (valga la reiteración), con apenas unas semanas antes del estreno, no ha impedido el rigor y la organicidad del trabajo conjunto entre directora y elenco, donde se ha buscado establecer nexos empáticos y estados psíquicos óptimos para asumir personajes y situaciones. Ana Rojas, proveniente del grupo Okantomí, comenta que “me ha encantado el hecho de que la directora no fue al texto en sí mismo sino que primero buscó una preparación del actor, en cuanto a ejercicios de comunicación, de relaciones, profundizar en lo que está por debajo del texto, desde el punto de vista de la actuación, y eso me ha interesado mucho. También, pues todas las actrices son compañeras de una, algunas han sido estudiantes mías también, y aquí es muy rico trabajar. Los cubanos nos unimos mucho, nos ayudamos entre todos y entonces, es un placer...”

Actrices como la joven Camila Arteche —quien actualmente labora con Teatro El Público—, a partir de estos ejercicios preparatorios, ha encontrado en Las cuñadas nuevos métodos creativos, pues “nunca he trabajado con todo esto del espacio vacío de Peter Brook, y es la primera vez que lo estoy haciendo, que estoy experimentando eso. Jen nos pone ejercicios buenísimos que nunca habíamos hecho, y de pronto nos han ayudado un montón, o sea, antes de comenzar a montar la obra en sí, ese tipo de recursos nos dieron mucha seguridad para empezar a trabajar”.

“Jen nos ha hecho muchos ejercicios de actuación”, refrenda Yurelis González, de Ludi Teatro, “que nos sirven para retroalimentarnos, conocer un teatro que está más allá de Cuba. Ese rompimiento con las rutinas cubanas siempre me provoca gran curiosidad, es bastante interesante ver el «cómo» del otro lado ¿no? y bueno, vivirlo me parece maravilloso”. 

Las cuñadas proponen al elenco retos enfrentados por primera vez, como sucede con el joven actor César Domínguez, de Teatro El Público, para quien “es el trabajo más complicado que he tenido en mi carrera, hasta ahora. Había hecho un personaje anteriormente, con Carlos Díaz, mi director: un personaje de mujer, pero no había acometido el estudio que estoy haciendo para esta. Lo primero que hablamos con Jennifer es que ella no quería que se viera un hombre interpretando una mujer, sino una mujer en escena, entonces eso es lo más complicado. Y me queda mucho más lejos, porque no tengo nada que ver humanamente con Lissete de Cortés”.  

3.

El constante redimensionamiento ha caracterizado todo el proceso que culminará con el estreno del 4 de marzo. Según Jennifer, “en términos de producción, el teatro donde íbamos a estar, las compañías con las que trabajaríamos, todo ha cambiado. Pero estoy muy interesada en hacer que el teatro como experiencia ocurra, y todo lo he tomado como un reto más. Por ejemplo, muchos de los actores que estaban en este proyecto no han podido unírsenos, pero esto nos ha dado una oportunidad de conocer otro excelente equipo, muy profesional, que ha sido primordial para este montaje.

“En lo personal, ha sido una buena experiencia esta de aprender a no aferrarme a mis expectativas iniciales y asimilar de la forma en que se hace teatro en Cuba, nutrirme de esta vivencia particular”.

Las cuñadas continuarán en la cartelera de El Sótano el siguiente jueves 5, también a las 6:00 de la tarde, variando el horario a las 8:30 de la noche para las funciones del viernes 6 y sábado 7, y las 5:00 de la tarde para el domingo 8 de marzo. La siguiente semana continuará la obra, los días miércoles 11 y jueves 12, también a las 6:00 de la tarde, el viernes 13 y el sábado 14, a las 8:30 de la noche y domingo 15 de marzo, igualmente a las 5:00 de la tarde.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato