¿Parar al tren de la música cubana?

Oscar Figueredo Reinaldo • La Habana, Cuba
Martes, 3 de Marzo y 2015 (11:30 am)

Para las miles de personas que asistieron en la noche de este domingo al Salón Rosado de la Tropical, la alegría pareció truncada por una amarga experiencia. Luego de tocar durante dos horas con la cubanía y la energía que los caracteriza y que los ha hecho ser reconocidos por todos los cubanos como el “Tren de la Música Cubana”, un lamentable incidente detuvo, para asombro de todos, el concierto de los Van Van.

En el mismo escenario donde había tocado un día antes la banda de Rock & Roll The Dead Daisies (Las margaritas muertas), comenzaba sobre las 8 de la noche, con pocos minutos de retraso, el más reciente recital de la agrupación.

“El espectáculo transcurrió idéntico a todos los ofrecidos durante la Gira Nacional de 2015 pero con un par de temas del nuevo CD La Fantasía. El Show de ensueños, contó con invitados como Carlitos de “Los cuatro” y el carismático Elito Revé.”  Sin embargo, “al filo de las 10:30 se ha subido un oficial de la Policía al escenario y ha detenido el show más auténtico que vi en 12 años de trabajar con esta Orquesta, la de Juan Formell”, alertó a Cubadebate Iván Soca Pascual, fotógrafo de la agrupación, con un amplio reconocimiento profesional en el gremio.

Ante lo insólito del hecho, el cierto revuelo que había causado en las redes sociales y tratándose de  la más importante y prestigiosa orquesta cubana de música popular, salimos a buscar detalles y explicaciones de lo ocurrido.

El insólito acto ocurrió, para asombro de todos -  según nos relata el representante de prensa de la agrupación, César Castellanos-, luego de que se le notificase al grupo, con diez minutos de antelación, que solo podían tocar hasta las 10:00 pm.

“Nosotros tenemos aquí los domingos previsto un horario de 4:00 pm a 10:00 pm de la noche. A las diez y cinco de la noche los compañeros del orden interior que trabajan en el centro notificaron la preocupación que tenían ya que no se había acabado el concierto. Y nosotros se lo hicimos saber al representante de los Van Van y le explicamos que la policía estaba reclamando que estaban pasados en el horario” nos dijo por su parte, Rodolfo García, Director del Centro Cultural Salón Rosado de la Tropical, Benny Moré.

La fiesta de pueblo continuó hasta las 10:30 pm, nuevo horario pactado entre el representante de la agrupación de música popular y los directivos de la institución; sin embargo, nuevamente la policía, pasados unos minutos de la hora acordada, reclamó sobre la extensión del concierto.

“Yo pensé que era parte del espectáculo el que subiera un oficial de la policía y se integrara a una fiesta que iba de maravillas, pero no fue así. Roberton, que interpretaba Somos diferentes, un tema para los cubanos, lleno de elementos de patria y auténtica cultura, le pasó la palabra al público y este al unísono empezó a gritarle al policía “iNo sirvió, no sirvió!” No obstante a ello, se suspendió el concierto.”

Fueron los agentes del orden y no la dirección de la institución quien tomó la decisión..“La policía decide parar la actividad. No hubo suspensión, hay un horario establecido, que es lo que se coordina en las reuniones de programación en las reuniones de la Tribuna Antiimperialista. Siempre el horario ha sido el mismo y para extender este tiempo se nos tiene que notificar en la reunión de programación y este no fue el caso”, recalcó Rodolfo García, Director del Centro Cultural Salón Rosado de la Tropical.

Como nos describen sus protagonistas, el incidente además de haber sido “muy desagradable para todos los presentes”, constituye una falta de ética y de repeto al público  pues además de la mala coordinación evidenciada, se violó toda forma de educación.

“Hace mas de 10 años que vengo haciendo la historia en fotos de esa orquesta y te puedo asegurar que son una joya. No beben cuando trabajan, son educados, oportunos en sus actos y tranquilos. Realmente la manera en que se trató a la agrupación fue más allá de toda conducta ética”.

Al respecto el director de “La Tropical” acotó que  él no podía describir el actuar de la policía, ya que él no se encontraba la tarima. “Yo les estaba dando una explicación a los jefes que estaban fuera del establecimiento, realmente no vi directamente la acción de la policía. Aunque reconozco que un policía no debe subir al escenario aunque se pasen del tiempo.”

Al respecto, contactamos con el Instituto Cubano de la Música y el Ministerio de Cultura  pero no obtuvimos reacciones pues en el momento del contacto telefónico ignoraban el hecho.

Tras los acontecimientos ocurridos el fin de semana, cabe preguntarse ¿de quién es la responsabilidad de coordinar los horarios de las instalaciones culturales como estas: es de los agentes del orden o de la dirección provincial de cultura? ¿Qué papel juega entonces la dirección de una institución en la gestión de su funcionamiento? Si la única justificación real fue la extensión del horario, ¿por qué algunos conciertos pueden acabar a las doce de la noche?¿Cómo se coordinan las actuaciones de una orquesta de renombre como Los Van Van? ¿Es atinado parar abruptamente un concierto de este tipo en sus finales?

Lo que debió ser, y fue hasta ese momento,  un espectáculo para el disfrute de la población y por el cierre de la Gira de Aniversario de los Van Van acabó siendo, cuando menos, un insólito y desagradable incidente. Debe prevalecer el orden y la disciplina; pero también son necesarios el buen tino y la imprescindible coordinación entre todos los que organizan espectáculos masivos como estos.

Fuente: Cubadebate

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato