Cantores...

Hugo Chávez: artista labrando pueblos

Fidel Díaz Castro • La Habana, Cuba
Fotos: Cortesía del autor

 

Imagen: La Jiribilla

Por aquí pasó compadre
hacia aquellos montes lejos,
hombre retoñando patrias
artista labrando pueblos.

Íbamos siguiendo el trazo
de nuestro Libertador
y al preguntar con fervor
nos dieron un gran abrazo.

Siguiéndolo no hay fracaso,
vamos con fe y con coraje
una patria sin encaje…
sembraremos en unión
con justicia y con pasión
por aquí pasó compadre.

Retumba el poema en la voz de Hugo Chávez, ante miles de jóvenes latinoamericanos estremecidos, a su lado, el trovador cubano con su guitarra lo mira con profunda admiración, es el comandante pero es también ese cantor, ese torrente de la cultura popular nuestroamericana, auténtico, profundo, llano y claro como la tierra que lo trajo para sembrarlo eternamente.

Recordando aquellos momentos  junto a Chávez, Silvio dijo: "Es una pena que ya no esté con nosotros. Tuve el privilegio, sin duda, de conocerlo personalmente, se me subió una vez en un concierto público en Caracas, había ido a apoyarlo a él. Tuvimos un encuentro después inolvidable, tengo la mejor opinión que se pueda tener de un ser humano, me parece que es un hombre de la estatura de los grandes de América Latina y ahí está para siempre".

Pasó dejando en la gente
llamaradas de emoción
corazón a corazón
gritaban con voz valiente.

La patria nos llama urgente
viendo todos sus reflejos
que alumbran como espejos…

Allá van nuestros hermanos
trochando van con las manos
hacia aquellos montes lejos.

Imagen: La Jiribilla

En estos días en que Venezuela vive el acoso del imperio, con sus marionetas de la oligarquía, Chávez está presente, sembrado, que no muerto, como dice su pueblo.

Hugo Chávez, no es solo un gran impulsor de esta América nueva como político; también es defensor (y cultor) de las expresiones populares más auténticas; se hizo amar con el lenguaje llanero, con su canto enamorado, con la poesía que le estallaba en medio de un discurso, con los cuentos enraizados en su tierra, nuestra. Por ello, incluyo en este boceto histórico una de esas anécdotas, tiernas y cargadas de profundo humor, de intenso amor, que Chávez nos dejó, recopiladas en sus Cuentos del arañero. Hijo de Fidel, conspiraron juntos por el amor, por los pobres de la tierra; Fidel con su humor más cuidadoso, Hugo con la desenfadada picaresca campesina. En uno de sus relatos más hermosos, nos cuenta:

“A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. A Fidel lo que es de Fidel. Él me dijo cuando nos despedíamos, después de siete horas, el abrazo y la mirada de águila, parece un águila, y la nariz tú sabes. Y las dos manos aquí en los hombros míos, y así la mirada, tú sabes: “Chávez, allá está la batalla, ya yo cumplí lo que tenía que hacer. Te queda largo camino por delante, anda a la batalla, une a tu pueblo, que no te lo dividan más, que no te lo confundan más, une a los que están por ahí peleando”.

Porque él los ve desde allá y sabe a veces hasta más que yo de corrientes internas, y tal. Cada vez que voy me lo repite. Cada vez que voy y vengo es alimentado, como un dinamo. Pero esa mirada a mí nunca se me olvida, “Chávez, anda, hice lo que iba a hacer”. Perdóname Fidel que yo eche estos cuentos. Tú me dijiste un día que todo lo que tú me dijeras, a menos que fuera secreto, por secreto de Estado, yo puedo contarlo: “Haz con eso lo que tú quieras, lo escribes o lo dices, como tú quieras”. Él dice que yo a veces le agrego cosas. Ahorita le dije: “No, yo no le agrego”. Entonces, dijo: “No, no le agregas, sino que a veces rellenas”.

Muchos lo vieron pasar
con su corazón en vilo
con particular estilo
y sus ansias de luchar,
hombre de seguro andar
que de luchar no se sacia
poniendo fuerza y audacia
como todo buen patriota,
y en su lucha se denota:
Hombre retoñando patrias.

Hugo Chávez está, como dicen, sembrado, y dando frutos en toda América, su pueblo combate y canta como él; la revolución bolivariana ha generado un movimiento musical de vanguardia amplio y variado en sus poéticas, que va desde el canto trovadoresco seguidor de Alí Primera, hasta el hip hop o renovaciones del folclore fusionado con ritmos caribeños, de Cuba y el continente. Grupos como La Cantera con trovadores como José Alejandro Delgado, Amaranta Pérez, José Alejandro Paredes, Sandino Primera (hijo de Alí) o agrupaciones como Dame Pa Matala, Surconciente, Bituaya, que tienen como antecedentes figuras emblemáticas de la canción de autor venezolana como Celicila Todd, Lilia Vera,  Otilio Galindez, el grupo Iven, y muy especialmente Alí Primera, cantor que estuvo combatiendo con su guitarra, con su cuatro, al lado de los humildes, como parte de ellos,

Vengan soldados hermanos
súmense a la noble gesta
que esta grandiosa propuesta
no  escape de las manos…

Si los pueblos soberanos
juntos estamos de acuerdo
rendirse será recuerdo
pues el honor será guía;
y así Bolívar sería
artista labrando pueblos.

Imagen: La Jiribilla

El 5 de marzo de 2013, una triste noticia se expandió por el pueblo nuestroamericano y todos los seres honestos del mundo, Hugo Rafael Chávez Frías, había dejado de vivir, físicamente.  Una de las grandes cantoras del continente, la argentina Teresa Parodi, sacó del dolor su canción, y apenas tres días después, la lanzó al viento con voz rajada y firme: 

“Su coraje, su pasión, su energía extraordinaria, su convicción, su amor irreductible por los pueblos de Latinoamérica ya han hecho historia. Todo mi afecto para el pueblo venezolano. La revolución bolivariana seguirá en pie porque lo que Hugo Chávez le dio a su país y al continente jamás será olvidado. A la enorme tristeza que siento se me suma, sin embargo, la certeza profunda de que no daremos ni un solo paso atrás. América latina está más unida y más convencida que nunca de su propia esperanza. Del camino que venimos recorriendo no se vuelve. Al contrario, se reafirma. ¡Viva Venezuela! ¡Viva la Revolución Bolivariana! ¡Viva Hugo Chávez y Viva la América toda!...."

Canción para Chávez

Autora: Teresa Parodi

Dicen que han visto al comandante
pasando por esta región,
que iba delante de su pueblo
cantándonos una canción.

De libertad, de gloria,
de libertad y amor.
De libertad, de gloria,
de libertad y amor.

Dicen que él lleva las espigas
que cosechó el trabajador,
que va marcándonos la huella,
con la firmeza de su voz.

De libertad, de gloria,
de libertad y amor.
De libertad, de gloria,
de libertad y amor.

Que nos empuja hacia el camino,
que por la América sembró
esta esperanza que nos une
en la mismísima canción.

De libertad, de gloria,
de libertad y amor.
De libertad, de gloria,
de libertad y amor

Chávez está sembrado ciertamente en la América nuestra y nueva, que forjó como heredero de Bolívar y Martí, como hijo de Fidel. Irreverente, rompiendo todos los moldes y protocolos; campechano y culto. embromando hasta el colmo, como aquel 20 de septiembre de 2006 cuando compareció en la Asamblea General de Naciones Unidas. 

El día anterior había hecho su discurso el presidente norteamericano George W. Bush con su lenguaje imperial. Chávez, con ese humor profundo y desenfadado, hijo de su eterna herejía, sube al estrado y tras el saludo, deja a todos atónitos:   

“Ayer vino el Diablo aquí, (risas y aplausos) ayer estuvo el Diablo aquí, en este mismo lugar. Huele a azufre todavía esta mesa donde me ha tocado hablar. Ayer señoras, señores, desde esta misma tribuna el Señor Presidente de los EE.UU., a quien yo llamo “El Diablo”, vino aquí hablando como dueño del mundo. Un psiquiatra no estaría de más para analizar el discurso de ayer del Presidente de los EE.UU. Como vocero del Imperialismo vino a dar sus recetas para tratar de mantener el actual esquema de dominación, de explotación y de saqueo a los pueblos del mundo. Para una película de Alfred Hitchcok estaría buena, incluso yo propondría un título: La receta del Diablo. (…) Nosotros no podemos permitir que eso ocurra, no podemos permitir que se instale la dictadura mundial, que se consolide, pues, que se consolide la dictadura mundial.”

 

Aquel 5 de marzo de 2013, día sin consuelo, el trovador Silvio Rodríguez dijo: “Hoy la muerte de Hugo Chávez nos ha cubierto con su manto oscuro, pero mañana, la luz de su obra aliviará nuestras tristezas”.

Nos toca ahora “rellenar”, como el propio Chávez contara de su encuentro con Fidel, continuar la batalla que estos hombres han encabezado. Con ellos nuestros pueblos han empujado al mundo hacia la justicia, en medio de un caos que amenaza con la extinción de nuestra especie. Con esa América que llega esperanzada a nuestros días, y con la que nos toca empinar hacia el mañana, ha estado, está y estará el canto auténtico que el Eterno Comandante nuestroamericano esgrimió cuando pasó por aquí, labrando pueblos.  

 

El regreso del amigo

Autor: Raúl Torres

En la despedida del amigo queda un adiós detenido,
palabras que se congelan, ganas de ya haberlas dicho,
lágrimas que no se lloran pa´ no aceptar que se ha ido,
pena convertida en gloria, amanecer extendido..

Para la partida de un amigo que nos devolvió la risa
no hay adiós definitivo, ni finales de cenizas,
tanto corazón dolido no se va creer la prisa
de la muerte que ha intentado manchar su roja camisa.

Toda la ternura de este amigo desparramada en la brisa
de un pueblo que habían dormido, de una América hecha trizas,
nadie piensa que se ha ido, fue un momentico a la misa
y va a volver con Sandino, con el Che, Martí y Bolívar.

Ese rastro que dejó el amigo, ese antídoto de vida
contra la sierpe que sueña a América dividida,
el que levantó al mendigo y compartió su comida,
su manera de estar vivo nunca va a tener medida.

Todos los amigos del amigo tienen el alma bordada
con las frases que nos dijo con campechana sonrisa
nadie piensa que se ha ido, fue un momentico a la misa
y va a volver con Sandino, con el Che, Martí y Bolívar.

 

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato