Entrevista con Paco Ignacio Taibo II

Un libro, un chorizo y la libertad

Mayté Madruga Hernández • La Habana, Cuba

Realizan tianguis de libros, si puedes acceder a su página web los descargas con mucha facilidad. Hacen lecturas en comedores y han llegado a los cinco años con 4.5 millones de libros puestos en circulación. Así romántico y efectivo como se lee, la Brigada para leer en libertad no tiene fronteras.

Integrada por varios escritores, entre los que destaca Paco Ignacio Taibo II, la brigada acompañada de la fundación Rosa Luxemburgo, presentó, en la recién finalizada Feria del Libro de La Cabaña, dos textos: el primero de cuentos de ciencia-ficción, y el segundo sobre la historia vietnamita.

Estos son libros con los apuntes necesarios, sin prólogos extensos,  ni contracubiertas engañosas, por lo cual llaman la atención.  Ante estas características Paco Ignacio lo tiene claro:

"Cuando promueves la lectura tienes que romper la distancia formal. El libro no puede ser el objeto sagrado, tiene que ser ese que manchas de chorizo cuando estás comiendo al mismo tiempo, al que le cae el café y le mancha las páginas.

“Tiene que haber un componente gratificante, lúdico… la diversión. Leer tiene que estar asociado al placer, no a la obligación y al castigo. Creo que esa es una de las claves de la brigada, la eterna ruptura de la formalidad".

Según comentó, el escritor cubano José Miguel Gómez (Yoss) en la presentación, la ciencia ficción no anuncia, ni promueve futuros apocalípticos, sino más bien intenta detenerlos recreando versiones de lo que pudiera pasar. Pero para Taibo se puede ir más allá con el género, se puede formar un lector autosuficiente.

"Por eso hacemos política desde los lugares más inusitados, desde la divulgación de la ciencia ficción, desde la recuperación de la guerra de    Viet Nam, bajo la idea de que un lector crítico es un lector que crece y que si le das el acceso, él va a seguir caminando solo. No necesitará una guía paternal, por eso el tono con el que presentamos y armamos nuestro proyecto."

La brigada radica en México, y no escapa de la situación que vive el país  en estos momentos, especialmente con los jóvenes.  Estos escritores no se resignan a ser solo espectadores,  y como creen en el indudable poder emancipatorio de la lectura,  desde allí ayudan.

"Conforme crece la tensión más necesario es el trabajo que estamos haciendo —argumenta Paco. Se incorporan y se integran a la lucha todos los días nuevos sectores juveniles con una formación política muy endeble, entonces uno tiene que apoyarlos, darles información, enriquecer su visión del mundo".

En ese sentido Taibo no se detiene,  más bien se diversifica,  y realiza una serie documental para transmitir por Telesur. Historias desacralizadas,  desconocidas o pocas veces contadas, que el escritor considera deben ser patrimonio de la cotidianidad del continente.

Aún suena raro oírlo hablar con familiaridad de Tony Guiteras,  cuando se refiere al cubano Antonio Guiteras, y el capítulo referente a su vida que escribió, de esa forma también demuestra la cercanía que debemos tener todos para con la historia del continente.

"Con un equipo de producción argentino, Ánima, hicimos una serie de seis programas para Telesur, basados en libros míos, sin guion, contando historias. El rollo es: avanzas, cuentas historias, tocas piedras y desacralizas.

"Recorrimos todo el continente para hacer los seis programas. Filmamos en El Salvador, Argentina, el desierto Jaqui, en Sonora, México. La idea era seis temas que llamamos Los nuestros, un poco del instrumento identidad de la izquierda latinoamericana. Buscamos personajes e historias que son muy desconocidos y con esta lógica hicimos los diez programas, que empiezan a pasar dentro de pocos días en Telesur".

Cuando se navega por la página web de la Brigada  se siente lo alternativo, lo libre de la propuesta, también cuando se conversa con Paco Ignacio, lo que me lleva a preguntarle,  cómo ver la Feria Internacional del Libro de La Habana,  bajo este prisma. ¿Será para el escritor un evento alternativo?

La Feria, “tiene que dar un salto adelante, si observas, 19 de cada 20 personas no llevan libros. Esto es un acontecimiento popular, lo cual está muy bien, pero hay que involucrar los que vienen a la feria al libro, y eso tiene que ver con la calidad del material que está a la disposición y con la manera como lo promueves.

“Hay que hacer más actos al aire libre en público. No trabajando sobre públicos cautivos, el que lee ya lo hace, hay que trabajar sobre el que va pasando, capturando al adolescente que pasa y generar una oferta de material literario mucho más potente.

“La Feria ya se ha convertido en un acontecimiento social, pero hay que convertirlo en un acontecimiento cultural”, finaliza, quien conoce muy de cerca el evento, pues Taibo sino un clásico, es un imprescindible en la Feria, no podría ser de otra manera alguien que piensa que “el futuro será como quiera que sea, pero alguien tiene que hacerlo”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato