Alí Rodríguez en Antes de que se me olvide

Búsqueda apasionada 
por los caminos de la memoria

Paquita Armas Fonseca • La Habana, Cuba
Martes, 15 de Enero y 2013 (1:07 pm)

En una época en que el término marxismo ha devenido mala palabra para muchos que antes se arrodillaban ante la hoz y el martillo, la Editora Política publica Alí Rodríguez Araque: Antes de que se me olvide, una larga entrevista que el marxista, guerrillero y político venezolano concedió a  la periodista cubana Rosa Miriam Elizalde.

Imagen: La Jiribilla

Este hombre, nacido en 1937, participó en luchas estudiantiles contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, se graduó de abogado, integró el partido comunista para luego abandonarlo, se hizo guerrillero y anduvo por la manigua mucho tiempo, luego fue diputado al Congreso Nacional y, siendo parlamentario, en 1998 apoyó la candidatura de Hugo Rafael Chavez Frías, con quien ha trabajado desde entonces asumiendo distintas responsabilidades.

Pero esa trayectoria estrictamente política, está matizada por una vida personal llena de “causas y azares” como la de cualquier ciudadano del mundo.

De todo esto nos enteramos de forma amena y conversacional, gracias a las inteligentes y bien dirigidas preguntas de Rosa Miriam Elizalde quien cuenta: “Los intervalos frente a la grabadora se abrían o cerraban de acuerdo con los itinerarios de Alí Rodríguez Araque, siempre a la vera de alguna crisis de dimensiones homéricas, que desataba las furias de la oposición venezolana, y que él enfrentaba desde una imperturbable serenidad. Estas conversaciones se prolongaron durante seis años y tuvieron por escenario La Habana y Caracas”.

Calificado por la entrevistadora como un hombre del Renacimiento  en pleno siglo XXI, Alí Rodríguez tiene el encanto de ser un marxista según entendía Karl Marx al revolucionario: un ser humano con suficiente información para entender los cambios sociales,  ver más allá del árbol para descubrir el bosque y sobre todo empecinarse en transformar al mundo, porque ya hay muchos terrícolas que se dedican a contemplarlo.

Gracias al volumen Antes de que me olvide se entiende mejor el proceso revolucionario venezolano y se conoce a uno de sus protagonistas, autor de los libros Servir al pueblo. El desafío socialista  (1988) y El proceso de privatización petrolera en Venezuela (1997).

Los conocimientos de un hombre que ha releído múltiples veces El capital de Marx (y Engels, digo yo), se unen a una actividad revolucionaria práctica  —desde la guerrilla, el parlamento burgués, la administración del petróleo hasta llegar a ser, actualmente, el Secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)— que le permite realizar interpretaciones teóricas desde la praxis.

Pero, si Rosa Miriam no estuviera avalada por un ejercicio del periodismo consecuente con esa profesión, especialmente como editora principal de Cubadebate, un sitio que propicia la discusión de una forma abierta y por momentos incisiva, no hubiera logrado este retrato de un hombre sumergido en diversas acciones, todas con el interés de liberar, de una vez por todas, a Venezuela.

La periodista tiene publicados como autora o coautora los libros Jineteros en La Habana (1995, Editorial Pablo);  Flores desechables: ¿Prostitución en Cuba? (1996, Editora Abril). Integra la antología Vivir y pensar en Cuba: Jóvenes ensayistas cubanos (2002, Centro de Estudios Martianos). Además, Clic Internet: Antología sobre Internet en Cuba (Editorial Pablo, compiladora, 2003); Los disidentes (Editora Política,  2003); Chávez Nuestro (Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, 2004); El Encuentro (Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, 2005). Integra el equipo de investigadores que escribió la Enciclopedia Cuba: People, Culture, History (Gale, USA, 2011).

En el prólogo de Antes que se me olvide, el presidente venezolano Hugo Rafael Chávez Frías, certeramente  afirma: “Bien puede decirse, entonces, que Rosa Miriam y Alí emprendieron una búsqueda apasionada e infatigable por los caminos de la memoria: de la memoria personal y de la memoria colectiva. Y  esta memoria no solo sabe contarse espléndidamente a sí misma, sino que, también sabe reflexionar hondamente sobre sí misma”

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato