Jo Strømgren Kompani

La danza del fútbol

Abel Sánchez • La Habana, Cuba

Supongamos, por un momento, que estamos en un estadio de fútbol. Uno de verdad, de esos donde caben miles de personas, las luces hacen que parezca de día y todas las miradas se concentran en un solo punto: la pelota, con los 22 hombres que se dejan las piernas detrás de ella. Supongamos, además, que alguien, no importa quién, ejecuta una jugada brillante, una gambeta, una bicicleta, un movimiento de cintura que descoloca al defensa rival, en fin, una genialidad. Y que ese jugador, por un segundo, deja sin aliento a la multitud que luego estalla en una ovación unánime.