Documentales cubanos en las salas oscuras

Dainerys Machado Vento • La Habana, Cuba
Martes, 20 de Noviembre y 2012 (10:05 am)

El género audiovisual que durante años mantuvo a cubanas y cubanos atentos y sentados en las butacas de los cines entre una y otra tanda fílmica, vuelve a colarse con ímpetu en las salas oscuras de todo el país. Entre el 14 y el 16 de noviembre, se han exhibido en el capitalino Multicine Infanta seis documentales de reciente factura. Estos materiales, producidos por el Instituto de Arte e Industria Cinematográficas, ICAIC, comienza ahora su recorrido por las pantallas grandes.

Las prèmiere de Las Terrazas, boceto de un paraíso, dirigido por el realizador Ernesto Pérez; A pesar de todo, de Juan Carlos Travieso y Gira, de Ernesto Sánchez, se suman a las de Manos a la obra, de Rigoberto Senarega; Matar la jugada, de Juan Pablo Daranas; y Re-¿crearse?, de Susadny González. Los tres últimos como capítulos de la serie Ojos que te miran, una idea original del propio Senarega.

Justamente la confluencia de equipos de realización jóvenes fue la idea que movió desde el principio a Rigoberto Senarega. Como “la serie trata de acercarse a los problemas que más afectan a la juventud de ahora”, asegura su director general que siempre quiso que algunos de sus capítulos fueran dirigidos por gente joven, más cercana a los mismos conflictos y prejuicios planteados en las producciones.

De los 12 capítulos que conforman el proyecto, seis han sido filmados hasta la fecha, a partir de temas como el empleo, la recreación, las relaciones de pareja, la música y la adolescencia. Los próximos deberán propiciar acercamientos al respeto a la diversidad sexual, la familia, los conflictos generacionales, la emigración, entre otros. Aunque su director general aclaró que “no se trata de criticar, ni de dar soluciones”, simplemente de ilustrar historias asociadas a esas problemáticas, de ahí el uso de testimonios a favor de la verosimilitud.

Una experiencia diferente, tanto en la idea original como en sus objetivos artísticos, compartió en conferencia de prensa el joven realizador Ernesto Pérez Zambrano, quien tiene en su haber documentales como Grandes Ligas y Las Caobas, universo miniatura. A pesar de ser en sus inicios un proyecto encargado por la dirección del ICAIC, asegura que se sintió atraído por la “polémica de la construcción de una utopía” que vislumbró en la concepción de Las Terrazas como proyecto social y sobre todo por el destino de esa comunidad y de sus jóvenes, transcurrido el tiempo de fundación. Por ello, junto a su equipo de trabajo, quiso desde el principio “trascender el marco turístico”.

Ernesto Sánchez también llegó a la dirección de Gira a través de un encargo: se le propuso dejar constancia del recorrido nacional que un grupo de artistas plásticos daría desde noviembre de 2011 hasta marzo de 2012 por varios centros penitenciaros y de enseñanza artística de todo el país. La rapidez entre la solicitud y el inicio de la experiencia artística, no le permitieron guiones previos. “A medida que fuimos filmando nos fuimos dando cuenta de que estuviéramos en escuelas, galerías o prisiones, había algo en común. Y no aquello de tener dos manos, y dos piernas, o de vivir en una casa, lo que había en común era que todos trataban de ser creativos”, aseguró el también director de Salvador de Cojímar.

El resultado de las 105 horas de filmación que obtuvo en definitiva, es una inmensa cantidad de escenas donde personas muy diferentes entre sí repiten acciones, gestos y curiosidades en ambientes también diversos, pero con el arte como común denominador.

A pesar de todo, dirigido por Juan Carlos Travieso, es una coproducción entre el ICAIC y Producciones Caminos, del Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., y es otro acercamiento a la realidad cubana y sus carencias desde el universo de varias niñas y adolescentes, aunque tiene como figura protagónica al artista de la plástica Maykel Herrera. Es también un diálogo entre el arte y sus receptores.

Tanto Susadny González, como Ernesto Pérez y Ernesto Sánchez coinciden en que les gustaría que la gran industria cubana apostara por materiales más atrevidos desde el punto de vista formal y de contenido. Todos agradecieron el apoyo recibido durante los diferentes procesos de realización, y se mostraron preocupados sobre todo por la distribución y exhibición de los materiales, que es en definitiva el principal objetivo.

La industria del cine en Cuba apuesta por revitalizar un género audiovisual imprescindible en la historia cinematográfica del país. La llegada de seis nuevos materiales a las salas oscuras, en las próximas y últimas semanas del año, es un buen augurio.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato