El deseo de Año Nuevo de Obama: mantener intacto el statu quo

Amy Goodman • Estados Unidos
Lunes, 7 de Enero y 2013 (10:22 am)

En medio del teatro montado por la Casa Blanca y el Congreso en torno a las llamadas negociaciones sobre el precipicio fiscal, el presidente Obama promulgó una serie de leyes que renovaron algunos de los peores excesos de la época de Bush. Estas leyes, que han sido ampliamente excluidas de la cobertura mediática, consolidan aún más políticas detestables como la detención por tiempo indeterminado, las escuchas telefónicas sin órdenes judiciales y la permanencia de la prisión estadounidense en Bahía de Guantánamo. El acuerdo para evitar el precipicio fiscal de por sí aumenta la probabilidad de que el presidente Obama pueda sabotear un recorte sin precedentes del inflado presupuesto del Pentágono. El “feliz año” no lo es tanto, después de todo.

El domingo 30 de diciembre, la Secretaría de Prensa de la Casa Blanca emitió un escueto comunicado en el que informó: “El Presidente promulgó la ley H.R. 5949 o ‘Ley de Reautorización de Enmiendas a la ley FISA 2012′, que amplía por cinco años el Título VII de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés)”. Así, los polémicos podere