Gastón Pauls: “En febrero seré cubano”

Maydelis Gómez • La Habana, Cuba

Que el público cubano me reconozca es un regalo de Dios”, me asegura, mientras alguien interrumpe la entrevista para pedirle una foto. Aunque a las salas de cine han asistido importantes personalidades del séptimo arte, no hay duda de que Gastón Pauls es uno de los más reconocidos por nuestro público. Este actor de 40 años, cautivó a miles de cubanos por su actuación en las películas Nueve reinas, de Fabián Bielisnky (2000); Nueces para el amor, de Alberto Lecchi (2000); Iluminados por el fuego, de Tristán Bauer (2005), entre otras entrañables producciones.

Imagen: La Jiribilla

Pero, esta vez, vino a Cuba y a su Festival como jurado del concurso de Ficción. “El año pasado me lo propusieron, pero había tenido a mi segundo hijo y no pude aceptar. Es una suerte que hayan renovado la invitación, porque este es un buen momento para reencontrarse con grandes amigos”. Decidir cuál de los 21 largometrajes merece el Coral no es una tarea fácil porque, en esta ocasión, reconocidos directores de cine decidieron traer sus películas a la cita de diciembre. Pauls reconoce que es una responsabilidad muy grande, pero su voto —explica— será para aquel filme que tenga verdad. “Más allá de que parezca contradictorio, porque es ficción, y la ficción es algo armado: tiene que tener verdad en el guion, en la realización, en la actuación... Si eso ocurre, ya me enamoro”.

Por octava vez viene a La Habana y —cuenta— no deja de maravillarse con las reacciones del público en la sala oscura. “En una de las proyecciones de NO se le fue el sonido a la película y todos empezaron a dar palmadas y a cantar, como mismo lo hacían en el filme. Eso no sucede en ningún otro lugar. El cubano percibe el cine de una manera única en el mundo y todos los realizadores lo saben y vienen a La Habana por eso”, asevera.

Sin embargo, también esta visita le servirá como entrenamiento para su nuevo proyecto. “¡En febrero seré cubano!”, me mira y sonríe, “ese mes vengo a filmar una película a La Habana que se llama La espuma de los días, el primer largometraje de Fernando Timossi. Cuenta la historia de cuatro amigos y yo soy uno de ellos. Interpreto el personaje del cubano y debo tomar el acento, que no es fácil. ¡Vamos a ver si sale!”. Confiesa que el guion es muy atractivo y que tiene muchos deseos de hacerla, pero a la vez está nervioso. “Recién estoy empezando a trabajar. Cuando termine el Festival voy a trabajar un mes con un cubano en Buenos Aires para que me ayude a entender el acento; pero, sin duda, estos días también forman parte de esa preparación, porque todo el tiempo estoy escuchando y captando cómo ustedes hablan”, explica.

Este actor, presentador, productor de cine y de televisión, que este año participó en cinco películas, no se cansa de soñar y pronto también se convertirá en director. “Estoy laborando en un proyecto sobre la vida de Carlos Mugica, sacerdote argentino que mataron en 1975 porque trabajaba con los pobres. Ojalá pueda terminarlo para venir al Festival de La Habana”. Y aunque aún su carrera como director no ha despegado, sí sabe qué filme le gustaría hacer: “uno que trate sobre la vida de Cristo y Judas. Me atraen mucho los temas que encierra esa relación: el amor, la pasión, la convicción, la supuesta traición”.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato