Kallejeros Kondenados

Kasi siempre en la kalle

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

Algunos académicos internacionales que han estudiado el fenómeno de las bandas de punk, sobre todo en el caso de las sociedades post-industriales como Gran Bretaña (cuna del nacimiento de la movida punk en el segundo lustro de los 70), afirman que este es un magnífico ejemplo para argumentar la existencia de una “música en sí misma”, o sea, una obra de arte autónoma de la sociedad que la produce. Otros investigadores son de la opinión que el punk, como cualquier tipo de música, resulta un constructo social. Pero existe incluso, una tercera posición, que valora de positivistas a los partidarios de la primera idea y de postmodernos a los defensores de la segunda. De acuerdo con este tercer grupo, al estudiar un fenómeno como el punk habría que centrarse en el problema de la mediación, para solucionar el conflicto que se produce entre dicho tipo de música y la sociedad y que algunos han llegado a considerar en apariencia irreconciliable.

Sucede que en un tema clásico de punk de apenas tres minutos, los cultores de la corriente pueden gritar, escupir, protestar, destruir..., porque este estilo, al fin y al cabo, surge como un gesto de resistencia ante la existencia del arte bajo la sombrilla del capitalismo. Para sus defensores, la única forma de no ser transformados en simple mercancía es generando un discurso musical e intelectual cerrado, críptico, complejo, sin ninguna concesión al gusto y posibilidad de consumo de las masas. Sí resulta oportuno recordar que en Teoría Estética y Filosofía de la Nueva Música, la oposición que ejerce una obra de arte "responsable" no se relaciona con una "voluntad" contestataria ni mucho menos, sino con el desarrollo mismo del lenguaje artístico per se.

Así pues, la estética y filosofía punk es de esencia provocadora y permite expresar, con alto grado de desparpajo, el descontento personal o grupal, por medio de una lírica soez y vulgar, porque esas son las reglas de un juego en el que reinan la anarquía y el sabroso relajo por doquier.

Curiosamente, la escena cubana de rock no ha estado caracterizada por la presencia de bandas de punk y son reducidos los grupos que se han afiliado a la muy popular corriente en otros lares. Una de las contadas agrupaciones que ahora mismo se dedica a la manifestación, es la denominada  Kallejeros Condenados, curioso proyecto surgido entre músicos que pertenecen a otros ensambles de orientación metalera.

Con una alineación conformada por los guitarristas Yanio Lee y Justo Valdéz, el batería Alejandro Padrón (los tres, integrantes de Escape), el vocalista Giovanni (Zeppelin) y la bajista Fanny Tachin (los dos procedentes de Hipnosis), el desconocido guitarrista José Santiesteban y el cantante Dhuamel Cabrera (otrora miembro de Tribal y Qvalibre), han editado un material fonográfico denominado Kasi siempre en la kalle.

Concebido como un fonograma de versiones, en el material aparecen covers de temas de reconocidas bandas internacionales de punk. Así, podemos escuchar versiones en español de cortes como "Joven hasta morir", original de 7Seconds, "Cada noche" y "Sin palabras", ambas piezas de Streetbulldogs, "Entre amores", de Social Distortion, y "Súbelo", perteneciente al repertorio de Turbonegro.

La concepción interpretativa que ha predominado es la de respetar los originales y ser lo más fiel posible a los códigos iniciales con los que se conocieron estos temas. Desde el punto de vista técnico, llama la atención el buen sonido registrado en la grabación, llevada a cabo en los estudios independientes Marín Records y dedicada a rendir tributo a los villaclareños del grupo Eskoria y en particular a su desaparecido bajista y líder William, sin discusión alguna una de las agrupaciones de mayor calado en el gusto de quienes entre nosotros han seguido la movida local del punk.

De tal suerte, los que en nuestro país gusten del espíritu lúdrico que profesa este tipo de música, ya saben que en Kallejeros Condenados poseen una opción para tener en cuenta. Yo que los he podido escuchar en alguna de sus presentaciones en el Maxim Rock, se los recomiendo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato