El libro como objeto de arte: muestras, exposiciones y un concierto

Nancy Morejón • Estados Unidos
Viernes, 16 de Noviembre y 2012 (9:25 am)

No sería posible hablar de libros ni de arte justo en el momento en que comprobamos insólitos cambios de clima en el medio ambiente de los EE.UU.  en donde, luego de los estragos del huracán Sandy, la costa oriental de su geografía recibe una inconcebible y fuerte nevada. Ha sido así y, sin embargo, en Columbia, una pequeña ciudad del estado de Missouri, célebre por sus instalaciones docentes dedicadas a la  enseñanza del periodismo, hallamos un encuentro de profesores, críticos de arte e historiadores,  especialistas y alumnos  que tiene como tema central la experiencia del libro como objeto de arte y, naturalmente, de comunicación y cultura. 

Imagen: La Jiribilla

Con el título de Bricolage cultural y los auspicios conjuntos de la Universidad de Missouri y su Museo de Arte y Arqueología, entre otros, la profesora e investigadora Juanamaria Cordones-Cook ha convocado una conferencia internacional cuyo propósito es la observación y el estudio del fenómeno que la obra del artista Rolando Estévez ha desplegado a través del catálogo de Ediciones Vigía, de Matanzas, fundadas por él y por el poeta Alfredo Zaldívar, hace ya más de 27 años.   

Concebida desde la óptica de varias disciplinas, la conferencia incluye un número considerable de ponencias, mesas redondas y performances que han de iniciarse este domingo en el Pickard Hall del Museo.  

Ya se han inaugurado tres exposiciones con obras plásticas de Rolando Estévez además de otras 11 que engloban el resultado de varios proyectos y talleres de alumnos y jóvenes editores inspirados en el oficio de estos libros manuales cuya propia existencia demuestra la necesidad de un arte hecho con el anhelo de perpetuar “la belleza de todos los días”, para recordar uno de los hallazgos de Adelaida de Juan, mediante el uso de desechos, piedras, granos de maíz y ciertos papeles como el llamado craft o aquellos que auxilian el consumo de comestibles de primera necesidad en la Isla.  Estévez ha sido un genial creador de estos lenguajes que ha hecho culminar en una estética insuperable por su eficacia y su noble función. Los primeros libros ideados y diseñados por este artista aparecen en estas exposiciones como quien regresa de un largo viaje ininterrumpido.

En la noche del sábado 10, en el Whitmore Recital Hall, sitio en donde se promueven conciertos de jazz, presenciamos un preludio a la conferencia, en realidad un tributo a la memoria de Carlos Pérez Mesa y su familia: el hermoso concierto de música cubana que ofrecieran los jazzistas Jane Bunnett, Hilario Duran junto al legendario percusionista Cándido Camero, de 91 años, quien, desde 1946, ha aparecido en los escenarios de esta ciudad.  Con versiones de clásicos como Ernesto Lecuona o Rodrigo Prats, estos tres ases culminaron su actuación interpretando “Scheherezada” en la moderna versión de un imprescindible del jazz latino como lo fuera Frank Emilio Frigulls.

Columbia, 11 de Noviembre, 2012

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

</