Previo Foro Social Palestina Libre

Paz para un pueblo con tierra

Rachel Domínguez • La Habana, Cuba
Fotos del Autor
Viernes, 23 de Noviembre y 2012 (5:04 pm)

El Previo Foro Social Palestina Libre se llevó a cabo en La Habana este 23 de noviembre con el apoyo de los representantes del Capítulo Cubano del Foro Social Mundial, del Movimiento en Defensa de la Humanidad, del Movimiento Cubano por la Paz, de La Unión Árabe de Cuba y la Casa Árabe, de la Misión de Puerto Rico en Cuba, del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco Héroes, de la Coordinadora Internacional de Solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela y de otros países del ALBA. La acción obedece a reunir los gestos de solidaridad con el pueblo palestino, para que la semana próxima, en el Foro Social que se realizará en Porto Alegre, estos puedan ser transmitidos frente a los miles de activistas de diversas procedencias que se darán cita.

En la mesa de discusión, en la que participaron el ex embajador de Cuba en el Medio Oriente, Ernesto Gómez Abascal; el excelentísimo embajador de Palestina en Cuba, el Dr. Akram Samhan, y la representante del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, Enedina Ferreira, se analizó la situación de Palestina y se hizo énfasis en algunos hechos que se conmemoran por estas fechas, como el 65 aniversario de la decisión de la Asamblea General de Naciones Unidas de aprobar la resolución 181, que dividió el territorio histórico de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe.

Imagen: La Jiribilla

Los antecedentes de esa decisión, como explicó el periodista y escritor Ernesto Gómez Abascal, se remontan al final del siglo XIX, cuando prácticamente no existían en Palestina población judía, ni esta poseía tierras.

“Algunos hechos históricos que aparecen en la Biblia y en el Antiguo Testamento, y que se pierden en la memoria porque durante siglos fueron trasmitidos de forma oral, sirvieron como justificación al surgimiento de lo que luego se calificó como sionismo. Esto no es más que la teoría mediante la cual se estableció que los creyentes en la fe religiosa judía eran una nación especial, escogida por Dios, para ocupar el territorio de Palestina. En mi opinión, si no hubiera sido por la persecución que durantes las décadas del 20, 30 y 40 los nazis llevaron a cabo contra los judíos en Europa, posiblemente hoy no estuviéramos discutiendo sobre este conflicto. El terrorismo de estado de Israel es histórico, y empieza por la ocupación ilegal de un territorio, mediante la fuerza, y por el intento de aniquilar a su pueblo: ese es el pecado original”, aseveró.

Por su parte, el embajador palestino explicó que en 1917, año de la Declaración Balfour (y con él de la apertura de la tierra palestina a la ocupación sionista con el apoyo británico), habían en ese país más de un millón 200 mil palestinos. “No se trataba entonces, como intentaron hacer creer, de una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra. Esta es una de las grandes injusticias del siglo XX”, denunció el diplomático.

Enedina Ferreira, quien habló sobre las brigadas internacionalistas del Movimiento Sin Tierra que se encuentran en Palestina, también contó a La Jiribilla los obstáculos que esos jóvenes debieron sortear para llegar al territorio árabe. “Tuvieron que disfrazarse, hacerse pasar por abogados y comerciantes, porque Israel intenta por todos los medios que los movimientos de solidaridad no se pongan en contacto con el pueblo palestino. La suerte es que las brigadas internacionalistas de Movimiento tienen numerosos amigos en Europa, y con su ayuda lograron traspasar las fronteras”, relató.

Uno de los representantes de la Misión de Puerto Rico en Cuba, Edwin González, se pronunció por el fin del colonialismo y el neocolonialismo. Según su investigación, la mayoría de los países colonizados del mundo están en Latinoamérica, lo cual implica una gran responsabilidad para el continente.

“La dominación colonial es una de las tácticas más antiguas del mundo. Puerto Rico, una de las colonias más importantes del mayor imperio que existe, es al mismo tiempo de las naciones que más tiempo lleva intervenida por una potencia extranjera. Agradezco la posibilidad de poder hablar sobre este tema en el presente Foro, porque creo que el origen del problema palestino, si analizamos su realidad e historia, es colonial, de intervención, proveniente de una actitud defensiva para con su territorio y su autonomía”, explicó.

En su opinión, cuando en los medios se habla del conflicto entre Israel y Palestina, pareciera como si ambos países estuvieran en igualdad de condiciones, son equiparados. Pero para el profesor, cuando se sacan cuentas al respecto, los números colocan a Palestina en desventaja con respecto a los muertos, a los presos políticos, a la cantidad de agresiones y la extensión de su territorio; no se trata de un “conflicto”, sino de una agresión imperialista.

También el profesor Ricardo Munir Selman expuso en la Casa del ALBA una de las propuestas aprobadas en el Simposio Internacional de la presencia árabe en Cuba del 2003, que aboga por considerar a la Flor de Jericó, también conocida como planta de la resurrección y una de las especies más antiguas que vive en la tierra, como símbolo internacional de solidaridad con el pueblo palestino.

En el transcurso de la discusión se realizó la Feria de la Solidaridad, integrada por instituciones y proyectos como el Centro Memorial Martin Luther King Jr., el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, el proyecto Nuestroamericano y el Grupo América Latina de Filosofía Social y Axiología (GALFISA), y en la cual se realizaron ventas de libros, exposiciones de artesanías representativas de la cultura palestina e intervenciones performativas.

Imagen: La Jiribilla

El cierre del debate descansó en la intervención del Doctor en Ciencias Políticas, Nureddin Tawfiq Mustafá, quien aclaró algunos aspectos sobre la causa palestina que a su entender son omitidos de los macro relatos mediáticos. “Cuando se habla del conflicto de Palestina, muchos hacen énfasis en el aspecto religioso y en el legal, olvidando la verdadera esencia de nuestra lucha. Nunca ha sido un problema de religión, ni una guerra de musulmanes y cristianos contra judíos. El problema de Palestina es la lucha contra un proyecto colonialista e imperialista”.

Para concluir, Abascal quiso recordar que, aunque los enfoques mediáticos suelen ser negativos y poco optimistas, sí hay motivos para mostrar esperanza: “Hace 20 años en Palestina no se podía siquiera alzar una de sus banderas, no habían oficinas para sus partidos, no tenía prensa propia ni una autoridad nacional. Hoy ese pueblo eleva su resistencia y, comparado con lo que era en aquellos tiempos, se pueden notar avances en su lucha. La victoria está en camino; no debemos ser pesimistas, a pesar de las dramáticas imágenes que vemos en la televisión. El imperio es prepotente, domina los grandes medios de información, pero la verdad y la historia están en su contra”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato