Selección de canciones de Carlos Varela

Carlos Varela • La Habana, Cuba

Soy un gnomo

Cada vez me parezco más a mi caricatura,
soy un gnomo y salgo a cantar vestido como un cura.

Una vez vine a esta ciudad, pero aquí me dijeron
que ya todo está hecho
lo que no entiendo es ¿por qué?

Cada vez me parezco más a mi caricatura,
en la calle me siento mal cuando veo basura.

Creo que nada va a cambiar, mientras sigan diciendo
que ya todo está hecho
lo que no entiendo es ¿por qué?

Soy un gnomo, soy un gnomo
soy un gnomo en este mundo
y quiero verlo algo mejor
y aunque lo llenan de mierda
yo siempre estoy de buen humor.

Cada vez me parezco más a mi caricatura
en un árbol de esta ciudad quiero mi sepultura.

Una vez yo quise opinar, pero aquí me dijeron
que ya todo está dicho,
lo que no entiendo por qué.

Cada vez me parezco más a mi caricatura
soy un gnomo y salgo a buscar quien necesita ayuda.

Una vez vine a esta ciudad, pero aquí me dijeron
que ya todo está hecho,
lo que no entiendo ¿por qué?

Soy un gnomo, soy un gnomo,
soy un gnomo en este mundo
y quiero verlo algo mejor
y aunque lo llenan de mierda
yo siempre estoy de buen humor.


25 mil mentiras sobre la verdad

Nostradamus nunca tuvo la verdad
ni los Beatles, ni Galileo
Hare Krishna nunca dijo la verdad
ni Jesús, ni Julieta, ni Romeo.

Los poetas nunca escriben la verdad
ni la Biblia, ni los diarios,
los profetas no adivinan la verdad,
ni los pobres, ni los millonarios.

La verdad de la verdad
es que nunca es una
ni la mía, ni la de él, ni la tuya.
La verdad de la verdad
es que no es lo mismo
parecer
que caer en el abismo
de la verdad.

Los maestros nunca enseñan la verdad
ni los reyes ni los Mesías,
los ejércitos no tienen la verdad
ni las leyes ni la astrología.

La verdad de la verdad
es que nunca es una
ni la mía, ni la de él, ni la tuya.
La verdad de la verdad
es que no es lo mismo
parecer
que caer en el abismo
de la verdad,
de la verdad.


Ahora que los mapas cambian de color

Están tocando la puerta, están rezándole al cielo
están sacando la cuenta y está faltando el dinero.
Están tumbando los muros, están cruzando fronteras.
El día está más oscuro y están usando mi antena.

Ahora que los mapas están cambiando de color.

Están quemando los libros, están cortando cabezas,
están poniendo en peligro las cartas sobre la mesa.
Está lloviendo en la tierra, están vaciando mercados,
están jugando a la guerra y están borrando el pasado.

Ahora que los mapas están cambiando de color.

Cementerio Chino
creo que esta vez veo tu destino
y abrirán tus viejas puertas de una vez.

Abraza a tu fe
abraza a tu fe.
Ahora que los mapas están cambiando de color.


Bola de nieve

En la penumbra del Monseñor
todas las noches tocaba
sentado al piano bebiendo ron
muy tarde hasta la mañana.

Bola de Nieve
negro pianoman
con la voz rajada
ya de tanto trasnochar.

En la penumbra del Monseñor
la gente escuchaba al Bola
cantando con su traje de Lord
como su piano de cola.

Bola de Nieve
negro pianoman
con la voz rajada
ya de tanto trasnochar.

Un día el Bola no regresó
y no se supo más nada
solo que tuvo un extraño amor
oculto en la madrugada.

Y cuando cierra el Monseñor
dicen que pasa algo extraño
por las paredes se oye una voz
y tocan solas las teclas de piano.


Como los peces

Las iglesias hablan de la salvación
y la gente reza y pide cosas en silencio
como los peces
y en la cara de Jesús hay una lágrima rodando
lágrimas negras.

Y los padres ya no quieren hablar de la situación
sobreviven prisioneros y acostumbran a callar
como los peces
y en la cara de sus hijos hay una lágrima rodando
lágrimas negras.

"Aunque tú me has echado en el abandono,
aunque ya han muerto todas mis ilusiones,
lloro sin que sepas que este llanto mío
tiene lágrimas negras"
lágrimas.

Las noticias hablan de resignación
y la gente traga y se miran a los ojos
como los peces
y en la cara de la virgen hay una lágrima rodando
lágrimas negras.

Los muchachos hablan de desilusión
y en silencio van al mar y se largan
como los peces
y en la cara de una madre hay una lágrima rodando
lágrimas negras.

"Aunque tú me has echado en el abandono,
aunque ya han muerto todas mis ilusiones,
lloro sin que sepas que este llanto mío
tiene lágrimas negras"
lágrimas.

Las iglesias hablan de salvación
y la gente reza y pide cosas en silencio
como los peces
y en la cara de Jesús hay una lágrima rodando
lágrimas negras.


Guillermo Tell

Guillermo Tell no comprendió a su hijo
que un día se aburrió de la manzana en la cabeza
y echó a correr y el padre lo maldijo
pues como entonces iba probar su destreza.

Guillermo Tell, tu hijo creció
quiere tirar la flecha,
le toca a él probar su valor
usando tu ballesta.

Guillermo Tell no comprendió el empeño
pues quien se iba a arriesgar al tiro de esa flecha
y se asustó cuando dijo el pequeño
ahora le toca al padre la manzana en la cabeza.

Guillermo Tell, tu hijo creció
quiere tirar la flecha,
le toca a él probar su valor
usando tu ballesta.

A Guillermo Tell no le gustó la idea
y se negó a ponerse la manzana en la cabeza
diciendo que no era que no creyera
pero qué iba a pasar si sale mal la flecha.

Guillermo Tell tu hijo creció
quiere tirar la flecha
le toca a él probar su valor
usando tu ballesta.

Guillermo Tell no comprendió a su hijo
que un día se aburrió de la manzana en la cabeza.


Habáname  

Mirando un álbum de fotos
de la vieja capital,
desde los tiempos remotos
de La Habana colonial.

Mi padre dejó su tierra
y cuando al Morro llegó,
La Habana le abrió sus piernas
y por eso nací yo.

Habana, Habana
si bastara una canción
para devolverlo todo
lo que el tiempo te quitó.
Habana, mi Habana
si supieras el dolor
que siento cuando te canto
y no entiendes que es amor.

Escuchando a Matamoros
desde un lejano lugar
La Habana guarda un tesoro
que es difícil olvidar.

Y los años van pasando
y miramos con dolor,
como se va derrumbando
cada muro de ilusión.

Habana, Habana
si bastara una canción
para devolverte todo
lo que el tiempo te quitó.
Habana, mi Habana
si supieras el dolor
que siento cuando te canto
y no entiendes que este llanto
es por amor.


Jalisco Park

Todos los domingos me iba a la ciudad
de los chocolates para ir a escalar
la Montaña Rusa, la Estrella Polar,
los carritos locos,
todo un paraíso de metal.
Me iba a la laguna para navegar
con los botecitos en el mismo lugar.
Magos y payasos, ganas de volar
como los avioncitos del Jalisco Park.
Todo daba vueltas como el carrusel
y todos mis amigos giraban con él.
Allí pasé mi infancia en aquel rincón
y entre los aparatos buscaba una razón,
por eso la vida solo me enseñó
a través del parque lo que nos pasó.
A la Montaña Rusa la quisieron descarrilar
con todas las calumnias de la Patria Potestad
y luego a mi amiguito el padre se lo llevó
a montar el barquito y nunca regresó.
Todo daba vueltas como el carrusel
y todos sus amigos lloramos con él.
Un día jugando, no supe por qué
en el 67 mataron al Che
y así giró su historia, como el carrusel
y la soñada idea de ser como el.
Después el pelo largo, la moda y la confusión
llegaban al 70 con el sueño del millón
y así surgió aquel loco que primero nadie entendió
diciendo cosas raras como en aquella canción:
"La era está pariendo un corazón
no puede más se muere de dolor..."
Ha pasado el tiempo y sólo quedan ya
aparatos muertos puestos a girar
y aunque no fui payaso, ni mago ni aviador
sigo dando vueltas sin pensar quien soy.

Y así tengo enemigos que me quieren descarrilar
haciéndome la guerra porque me puse a cantar.
Pero pongo la historia por encima de su razón
y sé con qué canciones quiero hacer Revolución
aunque me quede sin voz, aunque no me
vengan a escuchar,
aunque me dejen solo como a Jalisco Park.


Pequeños sueños

El camionero enciende el radio
Y cae la noche
Las luces en la carretera son como los sueños
Se acercan lentamente
Y cuando llegan se vuelven a ir
En la cabina la fotografía
La chica de la Playboy
Ella lo mira fijamente
No lo deja dormir
El sabe que eso no son grandes cosas
Pero son sus sueños
Esos pequeños sueños que también ayudan a vivir

Ella colgó una foto mía encima de la cama
Yo se que al padre no le gusta, pero yo sigo allí­
Crucificado en la pared sin poder hacer nada
Solo la miro fijamente cuando se va a dormir
Ella sabe muy bien que esas no son las grandes cosas
Pero son sus sueños
Esos pequeños sueños que también ayudan a vivir

Mi madre le ponía flores a la foto del viejo
Y lo miraba fijamente antes de dormir
Ella sabi­a que eso no eran grandes cosas
Pero son sus sueños
Esos pequeños sueños que también ayudan a vivir

Tengo un sombrero un par de botas
Mi amor y mi guitarra
Ella me mira fijamente y no quiero dormir, no
Yo se que no son grandes cosas
Pero son sus sueños
Esos pequeños sueños que también ayudan a vivir

Y así­ me pierdo caminando cuando cae la noche
Las luces en la carretera son como los sueños
Se acercan lentamente
Y cuando llegan se vuelven a ir
Son los pequeños sueños que también ayudan a vivir


Robinson (solo en una isla)  

Cuando Robinson abrió los ojos
y vio que estaba solo en una isla.
En su pequeño y solitario pedazo de tierra,
abrió los brazos hacia Dios
y se quedó mirando al cielo

La religión empieza en los murales de la escuela,
en una foto, en un altar y en un montón de velas.
Están tumbando las estatuas del osito Misha
y en este juego de la historia
solo pasamos ficha.

Algunos prefieren decir:
¡Recuerda la Revolución ahora!
Pero otros quisieran decir:
¡Remember the Revolution now!

Cuando Robinson abrió los ojos
y vio que estaba solo en una isla.
En su pequeño y solitario pedazo de tierra,
abrió los brazos hacia Dios
y se quedó mirando al cielo.

Algunos hablan de la crisis del marxismo
algunos lloran, ríen y a otros les da lo mismo.
Están tumbando las estatuas del osito Misha
y en este juego de la historia
solo pasamos ficha.

Algunos prefieren decir:
¡Recuerda la Revolución ahora!
Pero otros quisieran decir:
¡Remember de Revolution Now!

Cuando Robinson abrió los ojos
y vio que estaba solo en una isla,
solo en una isla
como tú y yo.


Una palabra

Una palabra no dice nada
y al mismo tiempo lo esconde todo
igual que el viento esconde el agua
como las flores que esconden lodo

Una mirada no dice nada
y al mismo tiempo lo dice todo
como la lluvia sobre tu cara
o el viejo mapa de algún tesoro

Como la lluvia sobre tu cara
o el viejo mapa de algún tesoro

Una verdad no dice nada
y al mismo tiempo lo esconde todo
como una hoguera que no se apaga
como una piedra que nace polvo

Si un día me faltas no seré nada
y al mismo tiempo lo seré todo
porque en tus ojos están mis alas
y esta la orilla donde me ahogo

Porque en tus ojos están mis alas
y esta la orilla donde me ahogo


Grettel

Los lobos de Jim Morrinson vienen hacia aquí,
las cartas del Tarot solo me hablan de tí
y es que ya no hay razón para quedarse aquí
si en todas partes todo me conduce a ti.

Grettel
cuando no estás aquí,
todo se desvanece.
Grettel
si no estás en mí,
el día no amanece.

Esta ciudad se vuelve más difícil aún
más oscura, más sola
y es que nada es igual como cuando estás tú
por eso estoy ahora.

Grettel
cuando no estás aquí,
todo se desvanece.
Grettel
si no estás en mí,
el día no amanece.

Toda la lluvia un día puede caer,
como el dinero, como el poder,
pero tus veinte años ya lo saben muy bien
que a pesar de este mundo yo no quiero perder.

Los lobos de Jim Morrinson vienen hacia aquí,
las cartas del Tarot solo me hablan de tí
y es que ya no hay razón para quedarse aquí
cuando todo, todo, todo, me conduce a tí.

Grettel
cuando no estás aquí,
todo se desvanece.
Grettel
Si no estás en mí,
el día no amanece.
al menos para mi
al menos para mi.

 

Carlos Varela: Músico y cantautor cubano. Nació en La Habana el 11 de Abril de 1963. Su música y su obra se incluyen dentro de lo más representativo de la llamada novísima trova cubana. Comienza a escribir sus primeras canciones con quince años y en 1980 se incorporó al Movimiento de la Nueva Trova. Funda su primera banda en el 1988. Cursó estudios de Teatro en el Instituto Superior de Arte. Obtuvo, en 1995, el Premio Ondas al Mejor Artista Revelación Latino, que otorga el Grupo Prisma de la Cadena Ser, integrado por distintos medios de comunicación españoles. En el año 2005 el director mexicano Alejandro Gonzáles Iñarritu escogió la canción Una Palabra para su corto The Hire - Powder Keg. Un año después esta canción fue seleccionada por el director norteamericano Tony Scott para la escena final del filme Man on fire, protagonizada por Denzel Washinton. Dentro de su discografía se cuentan: Jalisco Park (1989), Monedas al aire (1993), Como los peces (1995), Nubes (2000), Siete (2003), Bis Music (2007), No es el fin (2009), Una palabra (2009) y Bossa N' Tango (2011)  

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato