Exposición Wifredo Lam. Entre la pintura y el grabado

Un artista total

José Manuel Noceda Fernández • La Habana, Cuba

Me atrevería a catalogar a Wifredo Lam de artista total. Poseedor de un espíritu inconforme, siempre estuvo dispuesto a desbordar los límites de aquellas manifestaciones predominantes en su producción, para explorar senderos desconocidos. De ese modo, su versátil vocación hizo que a lo largo de su extensa e intensa carrera incorporara progresivamente entre sus prácticas, además del dibujo y la pintura, el grabado, la cerámica, la obra mural, la escultura y hasta incursionara en el diseño de joyas, expandiendo sus fabulaciones interiores hacia soportes y materiales diversos. Fue, así mismo, un pionero para tipologías que mucho tiempo después disfrutaron, y aún gozan, de amplia resonancia en las escenas artísticas de América Latina y el Caribe, cuando realiza “La Cabellera de Falmer”, suerte de altar-instalación para la Exposición Internacional del Surrealismo, en 1947.  

Pero sin lugar a duda, primero el dibujo y la pintura y luego el aguafuerte y la litografía, son las disciplinas a las que mayor empeño y consagración dedicó. Wifredo Lam. Entre la pintura y el grabado desea fusionar en un solo discurso estas expresiones de amplia presencia dentro del imaginario de Lam.

Imagen: La Jiribilla
S/T, 1958

 

La muestra se enmarca en el periodo que media entre 1941 y 1976. En el decenio del 40, luego de una extensa estadía en España y Francia, el pintor regresa a La Habana y consolida su poética. Por eso el recorrido de la muestra da inicio con las temperas y óleos de esa década, piezas de mediano formato como las mujeres sentadas, Venus, los desnudos, las figuras zoomorfas, los paisajes míticos, los altares y naturalezas  muertas, que de un modo u otro abonan, en ocasiones a manera de estudios, el camino hacia las obras mayores: “La jungla” (1943), “La silla” (1943), “El presente eterno” (1945), “Belial emperador de las moscas” (1948) y otras. Esta es la zona más conocida y apreciada de un entorno visual que recibe los elogios tempranos de André Breton, y que en el Caribe es interpretada por  Alejo Carpentier, Lydia Cabrera, Mirta Aguirre o Aimé Césaire como signo de una nueva orientación en la pintura para la región.

Pero, además, sondea y expone otras etapas y facetas, como los dibujos al carboncillo, los pasteles y las “maniguas” de los años 50, hasta desembocar en  las técnicas de la impresión.

Sobre la pintura y el dibujo de Lam se ha escrito mucho, no así sobre el grabado, tenido en no pocas ocasiones como una producción secundaria por ser una de las técnicas de reproducción múltiple. Por eso no es muy común encontrar exposiciones que fundan en un solo proyecto ambos apartados. En ese sentido, el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana dio un paso decisivo a la hora de romper los compartimentos estancos al interior de su obra en la exposición Lam. Óleos y aguafuertes, en 1966.

Imagen: La Jiribilla
"Suite Prisunic", 1966

 

El desarrollo de la obra gráfica ocupa un espacio significativo para Lam en las tres últimas décadas de su existencia, al punto de merecer un catálogo razonado solo para ella: WifredoLam.Œuvre gravé et lithographié, editado por el Musée des Gravelines, París, en 1994. El punto de salida de un hacer sistemático dentro de la litografía y el aguafuerte, aunque subordinado a la impresión de libros, data de mediados de la década del 40, con la entrega a Pierre Loeb en 1945 de un aguafuerte para ilustrar Voyages à travers la peinture; después se ensancha con sus relaciones con  Robert Altmann y la sociedad editorial de libros de arte Brunidor en Nueva York. Pero, en esencia, está asociado al retorno de Lam a Europa una vez concluida la Segunda Guerra Mundial. Su obsesión por los encantos de la gráfica fue tal que entre el decenio del 50 y hasta su muerte en 1982, se convierte en una de sus prácticas habituales, hacia la que desplaza con igual maestría el universo iconográfico de los óleos, temperas, tintas y aguadas.

En Europa, Lam encuentra la tradición y la infraestructura apropiadas para su desarrollo. Allí trabaja con los grandes impresores, principalmente en el taller Gráfica Uno de Giorgio Upiglio, Milán; el Salone Annunciata editore, Milán; Editions O. Lazar-Vernet, Editions Phases y Maeght éditeur, en París, A.H. Grafik, Estocolmo o Ediciones Polígrafa S.A., Barcelona. Sobre todo, establece una estrecha amistad con Upiglio, quien ejerce notable influencia en este campo. En Gráfica Uno reprodujo algunas de sus series más logradas y, sin duda, compartir el trabajo con el maestro italiano le reporta beneficios en el dominio de los secretos de tan complejas disciplinas.

Pero también encuentra un ambiente intelectual estimulador. Hombre dado a las tertulias y los debates, sintoniza de nuevo con el mundo artístico asentado en Francia e Italia. Siguiendo una costumbre muy en boga en esos predios, los grandes álbumes que produce tienen el encanto añadido de ser fruto de la interacción del pintor con escritores, poetas, etnólogos, críticos e historiadores  de arte y antropólogos notables. Por eso, en cierto sentido, van más allá de la intimidad del taller y, si se quiere, expanden y socializan su quehacer y actitud. En estas experiencias, los relatos cortos, poemas y textos a la firma de André Breton, Michel Leiris, José Pierre, Herbert Read, Dominique Agostini, Jean Joubert, Alain Jouffroy, Edouard Glissant, Alain Bosquet, Gabriel García Márquez, entre otros, comparten espacio o son interpretados según la iconografía delirante e imaginativa de Lam.

Wifredo Lam. Entre la pintura y el grabado es un proyecto que forma parte del programa en homenaje al aniversario 110 del natalicio del pintor. No tiene otra pretensión que enfocar su amplia producción simbólica desde una perspectiva abierta, en la que cada serie, etapa o disciplina conforman un complejo engranaje expresivo y tienen su por qué.
 

Palabras incluidas en el tabloide Wifredo Lam. 110 aniversario. Centro De Arte Contemporáneo Wifredo Lam, Consejo Nacional de las Artes Plásticas. La Habana, 2012.

 

Comentarios

Necesito informacion sobre estampas de wilfredo lam

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato