Sospechas y disidencias. Una mirada cubana en la red

Un libro para pupilas insomnes

Ernesto Yhanes • La Habana, Cuba
Fotos: Abel Sánchez
Miércoles, 19 de Diciembre y 2012 (10:39 am)

El libro Sospechas y disidencias. Una mirada cubana en la red, del bloguero Iroel Sánchez, fue presentado este martes en La Habana. Se trata de una compilación, a cargo de la Casa Editora Abril, de varios de los textos que el autor ha ido publicando en su blog digital, La pupila insomne, durante casi dos años.

Imagen: La Jiribilla

La presentación tuvo lugar a dos días de cumplirse un nuevo aniversario del nacimiento de Rubén Martínez Villena —precisamente, un fragmento de uno de sus versos da nombre al blog— y estuvo a cargo del escritor uruguayo-cubano y Premio Nacional de Literatura, Daniel Chavarría; y de la periodista y editora del portal digital Cubadebate, Rosa Miriam Elizalde.

Asistieron, además, el Comandante de la Revolución Jorge Risquet y el General de Brigada Fernando Vecino Alegret, así como un nutrido grupo de destacados artistas e intelectuales de la Isla.

Imagen: La Jiribilla

Chavarría comparó la pupila, la de Iroel en este caso, con la de un águila de larga visión, especialmente entrenada en detectar las contradicciones de nuestros enemigos. Explicó que el libro es una selección de algo menos de 60 artículos de enfrentamiento y denuncia a las grandes campañas mediáticas contra la izquierda mundial y en especial contra Cuba. En ellos, aseguró, se desenmascaran métodos, financiamiento, mentiras y emblemas de las grandes entidades de la derecha global:

“Los escritos de Iroel demuestran un alto nivel de información actualizada que, unida a su talento para establecer interconexiones, le permite desmontar la propaganda perniciosa contra el planeta, y muy enfilada a demonizar países y líderes populares enfrentados a ellos (los poderosos de derecha). En su afán destructivo, arrasan museos, costumbres, culturas, religiones. Fraguan acusaciones falsas y blanden macabras mentiras para denunciar inexistentes arsenales de armas de exterminio masivo, biológicas o nucleares.

“Además —agregó el escritor—, quiero hablar del estilo periodístico de nuestro querido compañero, que transita por las sutilezas políticas con un alto nivel insinuativo, que utiliza finas y sugerentes ironías, y emplea incluso el sarcasmo oportuno, que hacen al lector reflexionar y hasta divertirse, inolvidable manera de aprender”.

Por su parte, Rosa Miriam Elizalde alabó la calidad de un blog como La pupila insomne, que ante tanta banalidad circulando por la web, constituye un diario de marca personal que no renuncia a comunicar, a hacerse entender y que no disfraza su intencionalidad política. Que pretende una construcción de la realidad en la que se involucra tanto quien escribe como quien lee, y que se apoya más en una fe revolucionaria que en una plataforma tecnológica. De las madrugadas dedicadas a ese blog, nació este libro.

Imagen: La Jiribilla

 

Con relación a la calidad de los post en él compilados, Elizalde aseguró que pocas veces resulta posible encontrar una aproximación tan apasionada, inteligente y de fácil lectura a temas tan complejos. Confesó que le fascinó, particularmente, el modo en que el autor avanza entre la cuerda floja de las nociones del bien y el mal, de lo justo y de lo injusto, las cuales suelen ser formas de un mismo principio.

“Les recomiendo, especialmente, los artículos dedicados a las nuevas tecnologías —sugirió—. Mucha de la literatura actual sobre el tema está impregnada de nortecentrismo o de eurocentrismo y erigen en categorías absolutas lo que pasa en el mundo industrializado como si eso fuese lo único que contara. Iroel nos advierte que debemos tener en cuenta esto para no caer en espejismos que nos ignoran. Nos sugiere que admitamos que los cambios debido al impacto de las tecnologías de la comunicación y la información, no son ni una moda ni un esnobismo, y que es suicida darles la espalda”.

Imagen: La Jiribilla

 

A su vez, el autor del blog explicó cómo había emprendido, poco a poco, la creación de una bitácora silvista y fidelista —por su admiración a Silvio Rodríguez y Fidel Castro—, así como su sorpresa al ver la exitosa acogida que tuvo esta entre los internautas. Sin embargo, muchos amigos se quejaban porque, al carecer de una conexión a Internet, no podían leer los trabajos. Fue así como surgió la idea de compilar los post en un libro.

“Creo que se logró un viaje de la Internet al papel donde el libro no pierde, sino que se enriquece —opinó Iroel—. Lamento que no estén los debates que generan los artículos, los comentarios del blog, porque allí no hay ofensa o amenaza que no me hayan dicho, hay gente tan ignorante que incluso ha llegado a amenazar a Rubén como si estuviera vivo. Pero, en efecto, me doy cuenta de que sí, está vivo y los irrita mucho”.

Y a continuación, leyó una respuesta suya a uno interrogante de Andrea Rodríguez, la corresponsal de AP en Cuba. La periodista le preguntaba si la crítica y los debates en un blog tenían sentido en un país como Cuba. A lo que Iroel contestó:

“La condición crítica es inseparable de la vocación revolucionaria. ¿Cómo podríamos avanzar si no? Creo que toda crítica es válida, si es honesta, si dice verdad, por dura o desagradable que sea. Cuando esta se hace al servicio de un gobierno extranjero a cambio de dinero o reconocimiento, pierde toda legitimidad y veo en ese el único límite. En este mundo completamente plural, donde se tortura y asesina por los mismos que pagan porque se nos critique, ellos manejan la lupa inmensa a la que se ha referido Galeano, como parte de una estrategia de acoso que ya supera los 50 años contra esta sociedad, que a pesar de ellos es, como dices, maravillosamente polifacética. Pero, dentro de esa diversidad, coincide en defender su soberanía y rechazar a quien se la quiera entregar al vecino poderoso”.

Al terminar de leer la cita, el bloguero recordó un pensamiento de Cintio Vitier que todavía tiene validez absoluta, cuando decía que en Cuba debíamos construir un parlamento dentro de una trinchera:

“Ese parlamento es el que se ha reunido aquí hoy. El blog es un esfuerzo colectivo, en el que he tenido el privilegio de que me acompañe mucha gente. Decía Martí que subir lomas hermana a los hombres. Para mí ha sido un esfuerzo muy acompañado. Un día, hablando con Laidi Fernández de Juan, comentamos sobre los versos de Silvio que más nos gustan a los dos y voy a repetir los míos aquí, para darle las gracias a ustedes: ‘Más de una mano en lo oscuro me conforta y más de un paso siento marchar conmigo. Pero si no los tuviera, no importa, sé que hay muertos que alumbran los caminos’. Uno de ellos es Rubén Martínez Villena”.

 

Imagen: La Jiribilla

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato