Martín Rojas

La Habana, Cuba (3 de Septiembre de 1943)

Se inició en el estudio de la música con Antonio Boix, su profesor de canto, solfeo y teoría de la música. Entre 1954 y 1956 estudió guitarra con Isaac Nicola, y con Roberto De Moya, guitarrista de Carlos Gardel, quien le enseñó a tocar el folclor musical suramericano, y la estructura melódica y armónica de varios de sus géneros. Fue alumno de la escuela para ciegos Varona Suárez, donde fundó y dirigió en 1958 el grupo de música latinoamericano Antares, en el que permaneció hasta 1964. Posteriormente estudiaría —de 1968 a 1970— orquestación y composición con Federico Smith. Fue contrabajista del grupo de Frank Domínguez, y trabajó con un trío de jazz en el club Tikoa. En 1962 conoció a Pablo Milanés, quien por entonces se preocupaba por darle un vuelco a la canción, aunque todavía dentro del feeling. A Martín le interesaba en ese momento no solo el feeling, sino sobre todo la armonía impresionista; y en ese aspecto influyeron mucho en él Rafael Somavilla y Adolfo Guzmán. También en esa época conoció a Silvio Rodríguez, a Eduardo Ramos y a Noel Nicola. En 1966 fundó, como director y guitarrista, el grupo Sonorama 6. De 1967 a 1970 trabajó como guitarrista de Omara Portuondo, con la que participó en 1967 en el Encuentro de la Canción Protesta que organizó la Casa de las Américas. De 1973 a 1989 volvió a ser guitarrista de Omara Portuondo. “Siempre es 26” fue muy escuchada en la voz de Omara Portuondo.