Ramón Labañino

La Habana, Cuba (9 de Junio de 1963)

Héroe de la República de Cuba. Miembro del grupo de Los Cinco. Nació en Ciudad de La Habana, el 9 de junio de 1963. En el período comprendido entre 1980 y 1986, cursó los estudios universitarios en la especialidad de Economía, graduándose con Diploma de Oro en la Universidad de La Habana, destacándose en las actividades deportivas, participando en todos los juegos Caribes y algunos Manicatos, siendo, al mismo tiempo, el graduado más destacado en la cátedra militar durante los cinco años de la carrera. Se le otorgó la militancia de la Unión de Jóvenes Comunistas en 1987 y, posteriormente, en 1991, la militancia en el Partido Comunista de Cuba. En junio de 1990 contrajo matrimonio con su actual esposa Elizabeth Palmeiro Casado, con quien tiene dos hijas, Laura Labañino Palmeiro, de 8 años, y Lisbet Labañino Palmeiro, de 4 años. De un matrimonio anterior, tiene una hija de 13 años, que se nombra Ailí Labañino Cardoso. Desde principios de la década del 90 cumplió misión en Estados Unidos, encargándose de importantes y riesgosas tareas dirigidas contra los grupos contrarrevolucionarios radicados en Miami. El 12 de septiembre de 1998 fue detenido en un operativo del Buró Federal de Investigaciones. En un juicio celebrado en la ciudad de Miami fue injustamente sentenciado a cadena perpetua, más 18 años. Junto a Gerardo Hernández Nordelo, Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort, y René González Sehwerert, víctimas del mismo proceso amañado, forma el grupo de Los Cinco.

ARTÍCULOS del Autor:
Mensaje de Los Cinco

Hace hoy 15 años, el 12 de septiembre de 1998, que la brutalidad de cinco arrestos simultáneos irrumpió en nuestros hogares para dar comienzo a uno de los capítulos más bochornosos de la historia legal norteamericana: El juicio contra quienes hoy somos conocidos por Los Cinco.

Respuesta de Ramón a las palabras de Laura

Mi niña amada:

¡Hermoso, muy hermoso aunque duele!… Son tus palabras finas y sentidas que incluso a mí mismo me impresionan. Eres tú, con tus delicadezas y tus sueños, también tú con tus sobresaltos y pesadillas… Lamento mucho las últimas. Haría hasta lo imposible por borrarte recuerdos feos y sueños futuros lamentables. No sabía hasta qué punto había calado en ti, en ustedes, el asunto de las rodillas. Me duele a mí que a ustedes les duela…

Edición Nro. 644 - La política de EE.UU. hacia Cuba
(7 de septiembre al 13 de septiembre de 2013)