Atrapado por la historia

La intervención de Daniel en la Mesa Redonda de la Televisión Nacional fue como esperaba. Habló con elocuencia, fue persuasivo, sereno, irrebatible.

No ofendió, ni quiso ofender a ningún otro país de América Latina, pero aferrado a la verdad cada minuto de su comparecencia: Venezuela, Bolivia y Nicaragua, como portavoces del ALBA, de forma expresa rechazaron la idea de que la Declaración Final fuese presentada como un acuerdo de consenso.

Por Daniel supimos que el propio Obama reconoció que ni siquiera había leído aquel documento, que pasó de contrabando como Declaración Oficial de la Cumbre. Telesur también transmitió simultáneamente la comparecencia. Tuvo amplia divulgación.

Daniel emitió conceptos lapidarios. "Fue la reunión de la censura. ‘¡Que cese el bloqueo contra Cuba!’, fue un clamor unánime, con diferentes matices, pero unánime." Afirmó que: "Hubo una intervención muy buena del presidente Rafael Correa cuando explicó: ‘Elecciones no significan democracia’ porque el multipartidismo no es más que una manera de desintegrar a la n