El tirano visita a Tirana

Ya sabemos que esta curiosa visita de Bush a la capital de Albania se produjo. Allí se pronunció resueltamente por la independencia de Kosovo sin respeto alguno para los intereses de Serbia, de Rusia y de varios países de Europa, sensibles al destino de la provincia que fue escenario de la última guerra de la OTAN. A Serbia le endilgó que recibiría ayuda económica si apoyaba la independencia de Kosovo, donde nació la cultura de aquel país. ¡O lo tomas o lo dejas!

Bush está ansioso de cariño. Disfrutó a su gusto del recibimiento sin protestas en Bulgaria. Habló con soldados de ese país que participaron en las guerras de Iraq y Afganistán. Trató de comprometerlos más a derramar sangre generosa en esas pacíficas guerras.

Al quejarse los líderes del país de la no inclusión de Bulgaria en la sombrilla de protección contra ataques nucleares, de inmediato declaró: tendrán los medios necesarios para defenderse de los misiles de alcance medio.

De dos mil a cinco mil soldados de Bush rotarán constantemente por las tres bases militares implantadas por el imperio en Bulgaria. ¡Como si viviéramos en el más feliz de los mundos!

Lunes, 11 de Junio de 2007 (10:00 pm)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato