Alberto Guerra Naranjo

Disparos en el aula

Alberto Guerra Naranjo • La Habana, Cuba

Los dos, profesor y estudiante, tienen una tiza en la mano. Uno, para escribir el título de la clase en la pizarra después que todos se acomoden, y otro, para desde el fondo del aula, cuando el profesor se vuelva, lanzarla...que realice una larga parábola y caiga paf, en cualquier zona de la verde madera. Será la primera tiza lanzada por alguien desde el fondo del aula. Será el primer profesor al que una tiza lanzada por alguien le marcará por el resto de sus clases en la escuela Será. Todo depende del instante en que se vuelva.

Edición Nro. 718 - Cuba: fe y nación (28 de febrero al 6 de marzo de 2015)

Otra vez Arnaldo

Para Rito Ramón Aroche
Para Caridad Atencio Mendosa.

 

Edición Nro. 685 - Lo sacro se divierte (28 de junio al 4 de julio de 2014)

Saxo

Alberto Guerra Naranjo • La Habana, Cuba

Un negro avanza con calma entre campos de algodones, tararea con ramita entre los dientes y el jolongo en la espalda permite una rítmica cadencia, pero el beduino que saca un móvil en medio del desierto, a muchas leguas de allí, marca un número y grita, Mustafá, Mustafá, el dromedario no soporta la carga, ¿qué debo hacer?, mientras el policía ruso, con traje de marca, pistola colgando en el sobaco, sonrisita aprendida en un filme de Humphrey Bogart, advierte que su mujer y su hija ya están desayunando y se despide con un

Edición Nro. 658 - El relieve fílmico más visible (14 de diciembre al 20 de diciembre de 2013)
Distribuir contenido