Antonio Guiteras Holmes

La Revolución del 30 no se fue a bolina

Graziella Pogolotti • La Habana, Cuba

En mis días de estudiante, el Salón de los Mártires de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) era un espacio informal donde, en ocasiones, sin necesidad de pedir permiso, podíamos encontrarnos, en grupos coyunturalmente afines, a intercambiar opiniones. Dispersos, algunos cómodos sillones con balance y alto respaldar, nos acogían.

Edición Nro. 627 - Por qué Martí (11 de mayo al 17 de mayo de 2013)

290

La nación completa
(25 de noviembre al 1 de diciembre de 2006)
Homenaje al intelectual y político cubano Antonio Guiteras Holmes, asesinado en El Morrillo, en la provincia de Matanzas, el 8 de mayo de 1935. Fue de los que más aportó al legado que dejó la Revolución del 30, y además le añadió un símbolo y un ingrediente sintetizador de ideologías y necesidades cubanas que padecieron abandonos o anduvieron muy discordes durante las dos décadas siguientes: la personalidad más trascendente de aquel evento era un joven combatiente, dueño de ideas claras y muy radicales, antimperialista, socialista e insurreccionalista.
Distribuir contenido