Atilio Caballero Menéndez

Del crepúsculo al amanecer

Después de una noche difícil, Jorge llega a la parada del ómnibus, en la periferia de la ciudad. Son las últimas horas de la madrugada, aún está oscuro y él está solo en ese lugar. Lleva bajo el brazo el libro que le devolvió su amiga, y se sienta en la acera. Abre el libro e intenta leer bajo la débil luz del alumbrado público, pero el cansancio, los restos del alcohol y las sombras se lo impiden. Lo cierra, y lo deja junto a sus pies.

Edición Nro. 703 -

Manuel Moreno Fraginals (1 de noviembre al 7 de noviembre de 2014)

Alcanfor

   Cuando entré, el compartimiento estaba vacío, lo que me hizo pensar que era un tipo con suerte. Una suerte relativa, claro, sin exageraciones: había subido a un tren de medianoche, incómodo y lento —o más bien incómodo por lento, morosidad que más tarde llegaría a convertirse en una conveniencia—, pagando una cantidad casi similar a la del expreso diurno. Pero nunca controlan documentos en la madrugada, y eso lo sabía.

Edición Nro. 695 - El regreso a través de sus cuadros (6 de septiembre al 12 de septiembre de 2014)

Los delfines

Aunque el balneario quedaba relativamente cerca, salieron bien temprano para aprovechar el día y ganar una jornada de sol, de mar azul y arena fina. Relativamente porque, en condiciones normales, nunca serían más de tres horas de viaje.

Edición Nro. 644 - La política de EE.UU. hacia Cuba (7 de septiembre al 13 de septiembre de 2013)
Distribuir contenido