Carlos Wynter Melo

La mujer de al lado

Durante el lapso entre una relación amorosa y otra, Zé vivió en un apartamento muy breve ubicado en las afueras de la ciudad. Era un apartamento de edificios gemelos. Dicho en otras palabras, pertenecía a un complejo formado de varias construcciones idénticas. Las ventanas iguales, pues, se enfrentaban. Y Zé podía observar al vecino inmediato con toda nitidez. Era como si un óleo vivo colgara en su sala. Del día a la noche, escenas de otra vida transcurrían ante sus ojos.

Edición Nro. 664 - 55 del Premio Casa (1 de febrero al 7 de febrero de 2014)
Distribuir contenido