Costumbrismo

Teatro Martí: amorosa presencia

Esther Suárez Durán • La Habana, Cuba

El 8 de junio de 1884 la capital del país contó con un nuevo teatro.

Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)

Teatro Martí: herencia y subversión

Ambar Carralero • La Habana, Cuba

Seis años antes de que se inaugurara en La Habana, en la esquina de Consulado y Virtudes, el Teatro Alhambra, inicia una temporada de presentaciones el Teatro Irijoa, bautizado cuando termina la guerra necesaria con el nombre del Apóstol. El desde entonces Teatro Martí, se convirtió en un foco importante para la legitimación del teatro lírico, el musical y el bufo.

Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)
Entrevista con Luis Carbonell

“El vernáculo es una especie de espejo
de la vida del país”

Mangas redondas, sonrisa ancha, la mano y con ella la voz que dibuja como el pincel en el lienzo del espacio. Noventa años resumen, por si fuera poco, estas partituras que componen la honda presencia de Luis Carbonell en la cultura cubana, acaso en su más popular recodo.

Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)
Entrevista con Aurora Basnuevo

Cien puertas renacen a una nueva jornada

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba
Fotos: Cortesía de la entrevistada
 
Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)
Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)
Palabras inaugurales

Gracias a nuestra Patria por este día

Eusebio Leal Spengler • La Habana, Cuba

General Presidente Raúl Castro Ruz;

Compañero Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros;

Compañeros vicepresidentes del Consejo de Estado y de Ministros;

Honorable Cuerpo Diplomático;

Personalidades del mundo de la Cultura y del Arte;

Señoras y señores;

Distinguidas amigas y amigos:

Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)

El Teatro Martí vuelve a la luz

Roberto Méndez Martínez • La Habana, Cuba

Cuando llegué a La Habana en 1976, el Teatro Martí vivía una de las peores etapas de su historia. Todavía estaba abierto y a su verja exterior se ataba una tosca valla que anunciaba algún espectáculo bufo de tercera categoría. No era necesario acceder a la sala para comprobar el deterioro del viejo coliseo.

Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)
Fragmento de Mi vida al desnudo

El Negrito y el Gallego

Enrique Núñez Rodríguez • La Habana, Cuba

Edición Nro. 669 - El Teatro Martí vuelve a la luz (8 de marzo al 14 de marzo de 2014)

El cerdo, ¿mamífero nacional?

Josefina Ortega • La Habana, Cuba

… sentado tras un pernil, comía

y bebía como los príncipes del Renacimiento;

con una copa en una mano y una pierna

de puerco en la otra…

Carlos Enríquez, “Tilín García”

Edición Nro. 661 - Cultura y Revolución (11 de enero al 17 de enero de 2014)
Convergencia

¿Azulito o rosado…?

Ivette Vian Altarriba • La Habana, Cuba

“La línea recta que convergió porque la tuya al final vivió.”

Bienvenido Julián Gutiérrez

Edición Nro. 648 - Roberto Blanco (5 de octubre al 11 de octubre de 2013)
Literatura

Ciro Bianchi, el memorialista

Edición Nro. 642 - Mundo para armar (24 de agosto al 30 de agosto de 2013)

Eduardo Abello Cuadrado

Edición Nro. 7 - Ecos del Ingenio (16 de junio al 22 de junio de 2001)
Leer más

Un amigo influyente

Leer más

Mary Truck

Edición Nro. 19 - Danza con la vida (15 de septiembre al 21 de septiembre de 2001)
Leer más

Cuando quise ser gángster

Edición Nro. 20 - Al ritmo del Bárbaro (22 de septiembre al 28 de septiembre de 2001)
Alden Knight

Núñez nunca estuvo bravo… por fuera

Libertad González • La Habana, Cuba

Edición Nro. 628 - ¡Dios te salve, comisario! (18 de mayo al 24 de mayo de 2013)

Mi GRAN SOCIO Enrique

Edición Nro. 628 - ¡Dios te salve, comisario! (18 de mayo al 24 de mayo de 2013)

Un minuto de algarabía para Enrique Núñez Rodríguez

René de la Nuez • La Habana, Cuba

Edición Nro. 628 - ¡Dios te salve, comisario! (18 de mayo al 24 de mayo de 2013)

¡Dios te salve, comisario!

Miguel Barnet • La Habana, Cuba

Enrique Núñez Rodríguez fue el más modesto y dotado escritor de humor que yo he tratado. Fíjense que no digo conocido sino tratado porque el trato tantos años con él me enriqueció mucho, tanto que me enseñó que lo más importante de la gloria era burlarse de ella y vivir descalzos e indocumentados.

Edición Nro. 628 - ¡Dios te salve, comisario! (18 de mayo al 24 de mayo de 2013)

Núñez y yo

Paquita Armas Fonseca • La Habana, Cuba

Siento una sana envidia de Abel Prieto, Silvio Rodríguez, Alden Knight y un numeroso grupo de intelectuales que, por estos días, cuando se celebra el aniversario 90 de Enrique Núñez Rodríguez, lo llaman su amigo.

Edición Nro. 628 - ¡Dios te salve, comisario! (18 de mayo al 24 de mayo de 2013)

Carta abierta a La Jiribilla

Edición Nro. 56 - Entre el espanto y la cultura (1 de junio al 7 de junio de 2002)
Leer más

La costumbre del cronista

Amado del Pino • La Habana, Cuba

No traté mucho a Enrique Núñez Rodríguez pero me une a su nombre una suerte de simpatía prenatal. Me explico. Mis padres se enamoraron y casaron, al centro del campo cubano, escuchando las Aventuras de Leonardo Moncada. Y el guionista de aquellos programas radiales era Enrique.

Edición Nro. 628 - ¡Dios te salve, comisario! (18 de mayo al 24 de mayo de 2013)

Enrique

Ciro Bianchi • La Habana, Cuba

Enrique Núñez Rodríguez estaría cumpliendo 90 años en estos días. Nació en Quemado de Güines, en la región central de la Isla, el 13 de mayo de 1923 y, aunque la cifra no miente, bien vale verla en su caso con natural reserva.

Edición Nro. 628 - ¡Dios te salve, comisario! (18 de mayo al 24 de mayo de 2013)

628

Enrique Núñez Rodríguez
(18 de mayo al 24 de mayo de 2013)
Cuando alguien dijo que Enrique Núñez Rodríguez estaba de cumpleaños, 90 almanaques nada menos, otra persona muy allegada a él comentó: "No lo digan en voz alta porque seguro se aparece". Y así fue. Se apareció Enrique, derrochó sonrisas y se encargó de hacernos saber que su vitalidad, su humor, su sentido de pertenencia a esta tierra, su carisma permanecen intactos.
Distribuir contenido