Francisca y la muerte (cuento)

Onelio en la memoria

Eduardo Heras León • La Habana, Cuba

Ha sido necesaria la conmemoración del centenario de su natalicio, para que la figura y la obra de este gigante de las letras cubanas comience a ser recuperada por el pueblo que aprendió a disfrutar de sus maravillosas historias desde la década de los años 40.

Edición Nro. 679 - Mixtura de colores (17 de mayo al 23 de mayo de 2014)

Érase un buen cuentero que amaba a los niños

Enrique Pérez Díaz • La Habana, Cuba

Algo que siempre agradeceré al periodismo es la posibilidad de haberme permitido conocer a muchas personas interesantes del mundo.

Edición Nro. 679 - Mixtura de colores (17 de mayo al 23 de mayo de 2014)

Onelio en mí

Marilyn Bobes • La Habana, Cuba

Confieso que Onelio Jorge Cardoso no es uno de mis escritores favoritos. Lo leí en mi temprana juventud y nunca más he vuelto a revisitarlo. Tal vez porque autores más urbanos y cosmopolitas se ajustaban mejor a mis intereses como autora y sus narraciones pletóricas de personajes y situaciones de la vida rural  me parecían demasiado alejadas de un mundo personal que se nutría —y aun se nutre— de experiencias más cercanas a lo que me toca vivir.

Edición Nro. 679 - Mixtura de colores (17 de mayo al 23 de mayo de 2014)

Burlador de la muerte

Roberto Méndez Martínez • La Habana, Cuba

Una tarde de 1974 entré en la librería La Moderna poesía y compré dos libros que al cabo de varias décadas se han mantenido como piezas valiosas en mi biblioteca: Elogio de Marco Polo de Félix Pita Rodríguez y El hilo y la cuerda de Onelio Jorge Cardoso. Ambos los devoré en pocos días, en una destartalada casa de Miramar que servía de alojamiento a los inquietos participantes en un festival cultural estudiantil.

Edición Nro. 679 - Mixtura de colores (17 de mayo al 23 de mayo de 2014)
Distribuir contenido