Grabado

Marcel Molina en la Bienal: Espacio para meditar(se)

Antonio Enrique González • La Habana, Cuba

El joven y multipremiado grabador cubano Marcel Molina [1] delata una suerte de obsesión —que no obcecación— creativa casi monotemática, emplazada desde su primera muestra personal, intitulada La raíz que no florece [2]: el intenso impacto sociocultural que la abrupta cesación de casi 80 centrales azucareros en Cuba, a inicios del siglo XXI, tuvo en las comunidades (bateyes) adjuntas e interdependientes de tales instalaciones.

Edición Nro. 730 - Traspasos escénicos (23 de mayo al 29 de mayo de 2015)

Espacios para meditar

• La Habana, Cuba
Edición Nro. 730 - Traspasos escénicos (23 de mayo al 29 de mayo de 2015)

Un maestro del kirie en La Habana Vieja

Virginia Alberdi • La Habana, Cuba

La renovación de una de las técnicas ancestrales del arte japonés, el llamado kirie, se ha convertido en una de las razones de vida de Shu Kubo, creador que en las últimas décadas ha ganado connotación internacional al mostrar una estética rigurosa en sus obras realizadas a base de papel recortado.

Edición Nro. 728 - Centenario de Raúl Ferrer (9 de mayo al 15 de mayo de 2015)

¿Grabar o grabar? Ese no es el problema

Virginia Alberdi • La Habana, Cuba

La realización, a lo largo de este noviembre, del VIII Encuentro Nacional de Grabado ha puesto, una vez más, sobre la mesa la eterna discusión acerca del agotamiento o renovación de las técnicas convencionales de una manifestación artística que en nuestro país, pese a limitaciones económicas y materiales, ha logrado una tradición y determinada expansión territorial ―esto último probado en los casos de Santiago de Cuba, donde destaca el liderazgo de Miguel Ángel Lobaina y el Taller Cultural Luis D&iacu

Edición Nro. 655 - Quince razones para seguir siguiendo (23 de noviembre al 29 de noviembre de 2013)
Distribuir contenido