Manuel Cofiño López

Un pedazo de mar y una ventana

Porque siempre hay un libro, una sonrisa, una hoja en el aire, un pedazo de mar y una ventana, que son la recompensa.

La conocí en el campamento Maravilla Roja. Jefa de una brigada. Entusiasta, incansable, y además era la admiración porque no le tenía miedo a las ranas que abundaban en las siembras de berro.

Edición Nro. 630 - Un comunista integral (1 de junio al 7 de junio de 2013)
Distribuir contenido