María Elena Llana

Cuestión de tiempos

María Elena Llana • La Habana, Cuba

Compró el ramo y fue hacia el auto, un poco taciturno, sintiendo el peso del día, de la fecha, del acto mismo que acababa de realizar, una especie de ritual que mantuvo año tras año, aún estando lejos. Ahora, de regreso a la ciudad, haría lo de otras veces: colocarlo en un florero hasta que se marchitara. Después de todo nunca, ni antes ni ahora, tuvo una tumba donde depositarlo.

Edición Nro. 640 - Compromiso con el debate (10 de agosto al 16 de agosto de 2013)
Distribuir contenido